Albert Ballesta accede al cargo de alcalde de Girona sin jurarlo ni prometerlo

Publicado 22/01/2016 20:03:56CET

   El PP considera la fórmula no válida e informa a la Subdelegación del Gobierno

GIRONA, 22, (EUROPA PRESS)

   Albert Ballesta ya es nuevo alcalde de Girona, pero no ha jurado ni prometido el cargo, por lo que el PP ya lo ha puesto en conocimiento de la Subdelegación del Gobierno para que estudie si el pleno de este viernes puede ser considerado nulo.

   La fórmula utilizada por Ballesta ha sido la que la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) propuso para los concejales en las elecciones municipales de 2015.

   Concretamente, ha dicho: "Por expresión democrática de la voluntad ciudadana anuncio que estoy a disposición del nuevo parlamento, del presidente y del Gobierno de la Generalitat de Catalunya que surjan de las elecciones del 27 de setiembre de 2015 para ejercer la autodeterminación de nuestro pueblo y proclamar junto a todas las instituciones el Estado catalán libre y soberano".

   En su discurso, Ballesta no ha querido contestar las críticas de la oposición y se ha limitado a explicar cuáles serán sus líneas maestras para los próximos tres años y cinco meses que se centraran especialmente en la lucha contra el paro.

   Ballesta sí ha contestado a la oposición una vez terminado el pleno y, ante los medios, ha asegurado que el participó desde el inicio del proyecto de Puigdemont, "más allá del número" en referencia a que era el 19 de la lista.

   También se ha mostrado "totalmente legitimado" para ser alcalde y ha dicho que se remite a la ley que lo regula y ha explicado que dicha ley permite que él, que era el número 19 de la lista dónde sólo salieron 10 concejales elegidos.

14 VOTOS NULOS

   Durante el pleno los diversos partidos tenían la posibilidad de presentar un candidato alternativo, pero sólo el PP ha decidido hacerlo, los demás grupos, ERC, CUP, PSC y C's, han votado nulo en papeletas donde habían escrito "Girona quiere democracia".

   En el turno de réplicas los partidos han sido especialmente críticos con Ballesta; ERC, que hasta ahora han sido socios puntuales de CiU en el consistorio, ha asegurado a través de su portavoz, Maria Mercè Roca, que habrían votado a favor de otro candidato "si se hubiera hecho mejor" el proceso de elección.

   Muy crítica también ha sido la CUP, quien ha agradecido a los concejales del equipo de gobierno que sigan en el gobierno, a la vez que su portavoz, Laia Pèlach, decía que este gobierno estaba "débil y falto de cohesión".

   C'S y PSC han coincidido a la hora de hablar de falta de legitimidad de Albert Ballesta al que han acusado de ser un "alcalde de transición" a la vez que aseguraban que era el candidato del partido y no de la ciudad.