La alcaldesa socialista de L'Hospitalet acude a un instituto para que cese una carga

La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, acude a un instituto por el 1-O
EUROPA PRESS
Publicado 01/10/2017 14:59:10CET

Recibe gritos de 'Traidora' al entrar y salir del centro

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat y adjunta a la primera secretaría del PSC, Núria Marín, ha acudido al Instituto de Educación Secundaria Vilumara de la ciudad mientras la Policía Nacional estaba actuando para impedir el referéndum, y ha pedido al jefe del operativo que cesaran las cargas y que se fueran de la ciudad.

Según fuentes municipales, Marín ha contactado con el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, al recibir noticias de que decenas de furgonetas de la Policía Nacional habían entrado en la ciudad, y ha trasladado al delegado la demanda de que no realizaran ninguna actuación puesto que la jornada se estaba desarrollando con normalidad en L'Hospitalet.

Posteriormente, al conocer que la Policía Nacional había entrado en el IES Vilumara, Marín se ha desplazado hasta este instituto con el fin de dar marcha atrás a la operación policial.

"Al llegar había una quincena de furgonetas, he pedido hablar con el jefe del operativo y le he dicho que se fueran de la ciudad y que no había motivo para justificar aquella acción", ha explicado Marín en declaraciones a Europa Press.

Los agentes de policía se han marchado y la alcaldesa ha entrado en el instituto para comprobar los efectos de la carga policial.

"He observado cómo se había entrado en el instituto rompiendo vidrios y pegando a mucha gente, algo totalmente innecesario y muy lamentable, ha habido heridos y gente con ataques de ansiedad, por lo que hemos activado los dispositivos de emergencia", ha relatado Marín.

GRITOS DE 'TRAIDORA'

Marín ha sido abucheada al entrar y al salir del instituto por parte de las personas concentradas en las puertas del centro con gritos de 'Traidora' por su negativa a ceder locales municipales para el referéndum.

"Yo no soy independentista, pero como alcaldesa tengo que velar porque la convivencia en mi ciudad siga siendo la mejor posible dentro de esta locura que estamos viviendo ,y lamento profundamente lo que ha pasado y lamento que las fuerzas de seguridad no hayan sido proporcionales ni hayan estado a la altura", ha remarcado Marín.