Álvarez (UGT de Catalunya) asegura que los sindicatos son machistas

Actualizado 14/11/2007 19:11:14 CET

LLEIDA, 14 Nov. (EUROPA PRES) -

El secretario general de UGT en Catalunya, José María Álvarez, afirmó hoy en Lleida que los sindicatos son machistas, aunque sólo sea él quien lo diga y otras organizaciones no lo comenten. "UGT y los otros sindicatos somos. Ésta es una afirmación que vengo haciendo no sólo con mujeres sino en el sindicato. Nosotros no somos más machistas que otros sindicatos, somos parecidos", dijo.

Álvarez hizo estas declaraciones en la jornada 'El sindicato con ojos de mujer' organizada por UGT de Lleida, en la que han participado las mujeres ugetistas que tienen cargos de responsabilidad en España.

Afirmó que "el sindicato del siglo XXI ha de ser un sindicato con cara de mujer". Desde su punto de vista, el sindicato tiene que empezar a asumir la realidad del mercado de trabajo, por lo que tiene que aumentar el número de mujeres afiliadas y el número de mujeres en la dirección, una asignatura que tienen pendiente "muchas empresas".

Desde su punto de vista, es necesario que las organizaciones sindicales hagan esta autocrítica. "No servirán paños calientes, la mujer no es tonta y por lo tanto sólo estará con aquellos con los que se sienta plenamente reflejada", afirmó Álvarez.

En este sentido, aseveró que es preciso analizar la situación en la que estamos y ver cuáles son los puntos negros que tienen los sindicatos.

Ante doce mujeres secretarias generales de uniones provinciales o secretarias de organización y delegados y delegadas del sindicato en Lleida, Álvarez insistió en que la igualdad de la mujer y la incorporación de mujeres en la estructura del sindicato no es cuestión de mujeres sino de la organización en su conjunto.

La jornada, organizada por la secretaria general de UGT en la provincia, Rosa Palau, única secretaria general de la organización en una provincia catalana, fue inaugurada por el presidente de la Diputación, Jaume Gilabert (ERC) y clausurada por Álvarez, el delegado de la Generalitat en Lleida, Miquel Puedo (ERC), y el alcalde Àngel Ros (PSC).

La gran ausente fue la consejera de Trabajo, Mar Serna que en 1978, cuando Álvarez entró en la primera ejecutiva del sindicato del metal de Catalunya, era abogada de UGT. La ausencia de Serna, reclamada por el presidente de la Generalitat, José Montilla, en el Parlament, provocó que una jornada sindical sobre el punto de vista de la mujer fuera clausurada por tres hombres.

Por su parte, el alcalde, Àngel Ros, destacó que que el Instituto Municipal de Trabajo y el vivero de empresas del Parque Científico ya ofrecen líneas específicas para favorecer la inserción laboral de las mujeres y para apoyar proyectos de emprendedoras, cuestión que también se establece en el Pacto Social por la Ciudadanía subscrito con los sindicatos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies