Anna Gabriel (CUP) comunica al Supremo que no se personará y se plantea pedir asilo a Suiza

384302.1.644.368.20180220112741
Vídeo de la noticia
Actualizado 20/02/2018 12:02:33 CET


Argumenta ante el TS que no tendría un "juicio justo" y contempla que pidan su extradición

BARCELONA, 20 (EUROPA PRESS)

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel ha comunicado este martes al Tribunal Supremo (TS) que no acudirá este miércoles a declarar, por considerar que en la causa que la investiga "no existe derecho a un juicio justo".

El escrito registrado, recogido por Europa Press y presentado por la procuradora de Gabriel, Isabel Alfonso Rodríguez, esgrime que se pone en contacto con el TS "por cuestiones de lealtad procesal".

Gabriel hace referencia a la entrevista del periódico suizo Le Temps en que explica su intención de no acudir al Supremo y su "intención de permanecer" en Ginebra, donde ya se encuentra actualmente.

La procuradora de Gabriel esgrime que no considera garantizados los derechos de la exdiputada: "Sus derechos fundamentales se verían gravemente comprometidos de aceptar voluntariamente su participación en el presente procedimiento".

Gabriel es la segunda integrante de la CUP citada a declarar en esta causa: la primera, la también exdiputada Mireia Boya, sí compareció ante el Supremo la semana pasada y fue puesta en libertad sin medidas cautelares.

POSIBLE EXTRADICIÓN Y ASILO

En declaraciones a la televisión suiza RTS recogidas por Europa Press, Gabriel contempla que el juez del TS Pablo Llarena decida pedir su extradición por no acudir a la cita del miércoles y concluye: "Entonces Suiza deberá decidir qué hará conmigo".

También explica que ella misma y sus abogados creen que "una extradición sería ilegal porque no hay base para sostener" que haya cometido ningún delito, y alegarán que el proceso judicial en España es una persecución política contra su persona.

"Suiza no acepta las extradiciones que son de personas perseguidas políticamente, y este es mi caso", y ha detallado que su intención es establecerse en Ginebra y retomar su actividad académica, que ya desarrolló en Catalunya como profesora de Derecho en la Universidad de Barcelona (UB).

Gabriel añade que aún no ha pedido el asilo político, pero que contempla hacerlo próximamente si hubiera solicitud de extradición y esto complicara su vida en Suiza: "Voy a intentar trabajar e instalarme aquí. Si no puedo porque hay una orden de extradición, pediré asilo político".