Aran celebra este lunes los 700 años de su 'carta magna', la 'Querimònia'

 

Aran celebra este lunes los 700 años de su 'carta magna', la 'Querimònia'

Pleno Del Conselh Generau D'aran
CONSELH GENERAU D'ARAN
Actualizado 17/06/2013 11:58:42 CET

Mas preside en Vielha (Lleida) el acto conmemorativo

BARCELONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Val d'Aran celebra oficialmente este lunes que hace 700 años que se firmó su 'carta magna', la 'Querimònia', el documento donde se reconocen los privilegios y fueros concedidos en 1313 por el rey Jaume II a los araneses.

El acto conmemorativo coincide con la 'Hèsta d'Aran', y se hará a las 13.00 horas en el santuario de Nòsta Senhora de Mijaran, en el término municipal de Vielha-Mijaran, y lo presidirá el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Aran ha tenido una tradición de gobierno clara desde el siglo XII, cuando los araneses acordaron con el rey de Aragón el Tratado de Amparo, en el cual conservaban sus instituciones a cambio de protección militar: el valle no tenía señores feudales y el territorio era de propiedad comunal.

La independencia política y administrativa del valle se actualizó en 1313 en la 'Querimònia', fueros que todos los reyes de Aragón primero, y de España después, juraron.

Incluso Napoleón llegó a firmar los fueros araneses en las Tullerías cuando sus tropas ocuparon el valle, en la Guerra del Francés, a principios del Siglo XIX.

El autogobierno aranés se materializaba en una institución propia, el Conselh Generau, formada por representantes de todos los 'terçons', cada uno de los cuales agrupaba un buen número de pueblos y que ahora es como se denominan las circunscripciones por las que se eligen los representantes del Conselh.

Si Catalunya vio abolidas sus instituciones propias en 1716 como consecuencia del Decreto de Nueva Planta que aprobó Felipe V tras la guerra de sucesión, Aran las perdió 120 años más tarde.

Aran logró conservar sus fueros ya que, en la Guerra de Sucesión, apoyó Felipe de Anjou, mientras que el resto de los territorios de la antigua corona de Aragón se decantaron por Carlos de Austria, el candidato perdedor.

En 1834, la reina regente María Cristina aprobó la supresión de los fueros araneses, impuso al valle el nuevo régimen político y administrativo general del Estado, y lo integró forzadamente en la provincia de Lleida, y a continuación, la corona también suprimió los fueros vascos y navarros.

A diferencia de Navarra y los tres territorios vascos, en Aran la actualización de los derechos forales no se ha materializado, pero el valle goza de un autogobierno relativo desde 1990, cuando recuperó sus instituciones que gestionan competencias que le ha delegado la Generalitat, como educación, sanidad, cultura, medio ambiente, agricultura o turismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies