La arquitectura catalana aterriza en la Bienal de Venecia

Catalunya desembarca en la Bienal de Arquitectura de Venecia
Foto: IRL/GENCAT
Actualizado 05/06/2014 9:01:53 CET

La exposición reivindicará la obra de Josep Maria de Jujol

   BARCELONA, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -    

Catalunya presentará este jueves en la 14 Bienal de Arquitectura de Venecia la retrospectiva 'Arquitectures empeltades' ('Arquitecturas injertadas').

    La exposición versará sobre la capacidad de la arquitectura catalana de reinventarse ante la crisis e injertarse en proyectos anteriores para crear nuevos edificios.

   Lo hará a partir de 14 construcciones y tomando como base la Casa Bofarull, de Josep Maria de Jujol, en Els Pallaresos, en una muestra organizada por el Institut Ramon Llull (IRL), que cuenta con un presupuesto global, sin los costes de estructura, de un total de 478.596 euros, 248.000 aportados por la Conselleria de Cultura y 230.000 por parte de la de Territorio y Sostenibilidad.

   En rueda de prensa en Barcelona en mayo, el director del IRL, Àlex Susanna, explicó que esta exposición tiene un carácter coral a través de esta quincena de proyectos y llega hasta la época actual: "Queremos ser útiles a un sector cultural que ha sufrido los estragos de la crisis", ha dicho.

   La segunda presencia de Catalunya en la Bienal --algo que es un hecho excepcional, ha dicho-- buscará "reflejar el cambio de paradigma a raíz de la crisis y la capacidad de dar una respuesta positiva a un contexto de crisis tan adversa".

   Susanna apuntó que, en concordancia con la propuesta central de la Bienal de Venecia, la exposición es una revisión de la modernidad para detectar sus fundamentos y construir el futuro a partir de estos fundamentos: "El proyecto apunta en esta misma dirección".

DESCUBRIR A JUJOL

   Además, según dijo, los visitantes no profesionales y los arquitectos podrán descubrir uno de los grandes secretos de la arquitectura del siglo XX, como es Jujol: "Quedan pocos arquitectos tan innovadores por ser descubiertos".

   Por su parte, el comisario de la exposición, Josep Torrents, concretó que la muestra parte de la premisa de que el modelo actual está agotado y revisa las trayectorias arquitectónicas para aprender de ellas: "Es una mirada atrás, no nostálgica, sino para tomar nuevos planteamientos y aprender", a la vez que ha justificado la elección de la Casa Bofarull porque permite seguir muchos elementos de la arquitectura catalana del siglo XX.

   "La Casa Bofarull nos permite hablar por primera vez de arquitecturas injertadas", comentó, comparando el término botánico, como arquitecturas de la unión de lo existente y la intervención del profesional, que genera un resultado que suma las partes más sólidas, y que es el tipo de arquitectura de Jujol.

   Todos los proyectos seleccionados dan una visión de las diferentes generaciones de arquitectos, con un resultado muy poliédrico e ilustrando muchas formas de trabajar.

   La estructura de la muestra explica primero el proceso de creación, para pasar después a ilustrar la percepción de los edificios gracias a la instalación de unas cámaras en el exterior de éstos, y que han ido inmortalizando el crecimiento de le vegetación, el paso de los trenes y los viandantes: "Será una lectura sobre la cotidianidad de los edificios para demostrar que son contenedores de vida".

ESTACIONES DE METRO Y VERTEDEROS

    Además del proyecto inicial, se han seleccionado los apartamentos en la bohardilla de La Pedrera barcelonesa; la restauración de la Iglesia de L'Hospitalet; el instituto La Llauna de Badalona; la rehabilitación de la vivienda Caldereria de Gelida; el Museu de Can Framis de Barcelona; el espacio Teatre La Lira en Ripoll; el Apartament Juan de Barcelona; el auditorio de la Iglesia de Sant Francesc de Santpedor, y las tres estaciones de la L9 Amadeu Torner, Parc Logístic y Mercabarna en Barcelona.

   También forman parte de la exposición el espacio transmisor del dolmen megalítico de Seró; la Clínica Arenys de Arenys de Munt; el Centro Cultural Casal Balaguer en Palma; la restauración paisajística del vertedero de En Joan en Begues; la Torre de Protección Oficial de 94 viviendas en L'Hospitalet, y el proyecto de revitalización del distrito de Adhamiya en Bagdad.

"TIENE QUE ESTAR"

    El conseller de Cultura de la Generalitat, Ferran Mascarell, remarcó que la muestra da continuidad a la presencia catalana en este certamen, y que Venecia es un lugar donde la arquitectura catalana "tiene que estar".

   El conseller argumentó que la vista a Venecia se enmarca en la búsqueda de nuevos mercados, y que ha sido el IRL el encargado de poner en escena la visita catalana a Venecia a través de un concurso público para seleccionar un proyecto concreto de entre la veintena presentados.

   Para desplegar la muestra ha sido necesaria la ayuda de la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad con una aportación "significativa", y ante lo que el conseller del ramo, Santi Vila, apuntó que el sector de la arquitectura es, sobre todo, cultural, pero que su departamento tiene mucha implicación en este ámbito por su vertiente profesional, ya que el sector se encuentra muy castigado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies