El arzobispo de Urgell pide una conducta "coherente" con la fe a sacerdotes y laicos

Actualizado 10/04/2010 16:01:45 CET

LA SEU D'URGELL (LLEIDA), 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El hasta ahora obispo de Urgell y copríncipe de Andorra, monseñor Joan-Enric Vives, pidió hoy una conducta "coherente con la fe" a sacerdotes y a laicos, tras recibir el título de arzobispo en la Seu d'Urgell (Lleida) de manos del nuncio vaticano en España y Andorra, Renzo Fratini.

En una misa de acción de gracias en la catedral de Santa Maria d'Urgell, Vives instó a los fieles a predicar el Evangelio "con las palabras y con los hechos", y a hacerlo creíble con una conducta "santa", al tiempo que expresó su estima por el Papa, Benedicto XVI.

La dignidad arzobispal "honra a mi persona pero sobre todo al obispado de Urgell y al principado de Andorra", añadió Vives, que afirmó que renueva su vocación de servir y su unión a la figura del Papa como símbolo de la unidad de la Iglesia Católica.

El Papa concedió la distinción el 19 de marzo mediante decreto y a "título personal" en reconocimiento a los méritos pastorales, y por el territorio que abarca el obispado de Urgell, que incluye Andorra.

Vives (Barcelona, 1949), licenciado en Teología y en Filosofía y Ciencias de la Educación, es obispo de Urgell y copríncipe de Andorra desde mayo del 2003 y miembro del Consejo de Economía de la Conferencia Episcopal Española. Además, es secretario general y portavoz desde 1997 de la Conferencia Episcopal Tarraconense, y posee una Medalla de Honor de la Ciudad de Barcelona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies