Asepeyo cerró 2017 con un beneficio de 91,3 millones de euros, un 9,9% menos

Publicado 13/07/2018 14:13:33CET

La mutua aporta un excedente final de 124,2 millones a la Seguridad Social

BARCELONA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Asepeyo ha cerrado el ejercicio 2017 con un beneficio de 91,3 millones, un 9,9% menos que durante el año anterior, cuando fue de 101,4 millones, según ha informado la mutua este jueves tras la junta ordinaria celebrada en Barcelona.

Este resultado se desglosa en unas ganancias de 158,6 millones de euros por contingencias profesionales y 15,7 millones por la cotización del Cese de Actividad de Trabajadores Autónomos (Cata), y pérdidas de 83 millones de euros por las prestaciones económicas de contingencias comunes.

La mutua ha registrado unos ingresos totales de 2.226,1 millones de euros, un 4,88% más que en 2016, aportando un excedente final de 124,2 millones a la Seguridad Social --en 2016, fue de 116,8 millones--: 108,2 millones por contingencias profesionales y 16 millones por el Cata, mientras que por las contingencias comunes la aportación fue nula --al haber registrado pérdidas--.

Ha destacado el notable incremento del número de trabajadores protegidos en contingencias profesionales, 2.220.887, que representa un aumento del 3,57%, así como también el número de empresas asociadas, que se sitúan en un total de 281.652, cifra similar a la registrada el año anterior.

En enfermedad común --aquellas que padecen los trabajadores pero que no están provocadas por su actividad profesional--, el aumento ha sido del 4,53% y se ha llegado a la cifra total de 2.169.443 trabajadores protegidos.

La mutua, que es la primera en Cataluña y la segunda en España por detrás de Fremap, ha invertido en 2017 alrededor de 20,08 millones de euros en mejorar y ampliar su red asistencial de delegaciones propias, que se sitúa en las 178.

Ha otorgado 5.824 ayudas a trabajadores accidentados por un importe de 13,07 millones de euros, a través de sus programas de acción social.

"PUNTOS CRÍTICOS"

En declaraciones a los medios, el director gerente de Asepeyo, Vicente Aparicio, ha explicado que la mutua afronta como "puntos críticos" la pérdida de profesionales, tendencia que ha indicado que también se produce en la sanidad pública, y ha cifrado que, en los últimos cuatro años, el sector de las mutuas ha perdido a cerca de 400 médicos.

Ha resaltado también el impacto para su negocio del aumento de las bajas y de su duración registrado en los últimos años, que se incluye en la partida de contingencias comunes.

Así, ha expuesto que en 2017 se produjeron 252.000 bajas, lo que supone un aumento del 12,8% respecto al año anterior, en el que Aparicio ha criticado que también se había producido un incremento considerable, y ha agregado que la duración también crece: de una media de 68 días en 2014 a 78 días en 2017.

Para el director gerente, este aumento de las bajas se debe a la modificación de cómo se tienen que emitir los partes de baja y a las listas de espera, y ha alertado que el nivel de bajas ya está por encima del que existía antes de la crisis.

Contador