Aumenta la pobreza y se cuadriplican los desahucios entre los usuarios de Creu Roja desde 2011

El presidente de Creu Roja, Josep Marquès
EUROPA PRESS
Actualizado 18/07/2013 13:32:27 CET

La entidad se suma a la petición de una renta mínima de inserción de ciudadanía

BARCELONA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El número de desahucios entre los usuarios de Creu Roja se ha multiplicado por cuatro en los últimos dos años, pasando del 3,8% hasta el 15%, según pone de manifiesto el quinto observatorio de la vulnerabilidad que elabora periódicamente la entidad humanitaria y que ha detectado que dichos usuarios están ahora "más empobrecidos y con un techo precario".

El presidente de Creu Roja, Josep Marquès, ha destacado que el estudio, que se ha elaborado en base a 820 encuestas realizadas entre una muestra de 16.000 personas que han recibido algún tipo de ayuda, indica que "la precariedad está subiendo", por lo que ha reclamado una mayor implicación del Govern y de las compañías suministradoras de gas, luz y agua para ayudar a las familias que lo están pasando peor.

"La sociedad necesita una renta mínima de inserción para las personas que realmente la necesitan" y así puedan pagar su hogar o los suministros básicos --entre 300 y 500 euros mensuales serían suficientes--, ha subrayado Marquès, ya que hasta un 78,5% de los usuarios de la entidad tiene problemas o no puede pagar el alquiler o la hipoteca y alrededor del 41% tiene mensualidades pendientes de pago.

El desahucio, adicionalmente, genera otros impactos como el deterioro de la convivencia, de las relaciones sociales, en la adaptación de los hijos o en la adaptación al entorno, según refleja el estudio, y además un 39% no recibe ningún tipo de ayuda durante este proceso --los que sí lo hacen no obtienen ayudas económicas, sino humanitarias de primera necesidad, de mediación o de asesoramiento--.

SORTEO EXTRAORDINARIO

"Tenemos que reaccionar", ha añadido el presidente de Creu Roja, quien ha evidenciado que la sociedad civil está viva porque en el último año han aumentado en 1,8 millones de euros los ingresos de la entidad que proceden de socios y, además, el total de lo recaudado en el sorteo extraordinario que se celebra este jueves se ha situado en los 3,1 millones de euros, un 12% más que el año anterior.

El estudio de la vulnerabilidad de la entidad se empezó a elaborar en junio de 2011 entre los usuarios de algunos de sus programas solidarios, y ha detectado una precarización de este colectivo, ya que si hace dos años la mitad cobraba algún prestación, en estos momentos solo lo hacen el 37%; y si hace dos años un 17,5% cobrara una renta mínima de inserción, en estos momentos es el 11,2%, en un contexto en el que la mediana de ingresos de estas familias también ha bajado de entre los 400 y 600 euros a entre 300 y 500 euros.

Asimismo, el 39% ha cambiado de piso en los últimos cuatro años, especialmente para buscar un alquiler más económico, y una de cada tres personas no puede pagar suministros básicos como agua, luz y gas, lo que incide en que el 58% tiene dificultades para mantener una temperatura óptima en su hogar --16 puntos más que hace dos años--.

Por ello, Marquès ha pedido a las compañías de suministros "bonos sociales" que impidan problemas mayores, y ha recordado el acuerdo firmado hace una semana con Agbar para los recibos de personas mayores de 65 años, un ejemplo que aspiran a que se extienda al gas y la luz.

El estudio calcula que la mediana de los costes de alquiler y suministros se sitúa entre los 300 y los 500 euros, la misma cantidad que ingresan estas familias, aunque la existencia de "muchos más gastos" para comer o en las familias con hijos, también provoca que la percepción de sufrir problemas de salud por causas económicas se haya disparado del 55% al 84% de los encuestados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies