El Ayuntamiento de Barcelona aprueba un plan para fomentar la cooperación y el asociacionismo

Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona
AJUNTAMENT DE BARCELONA
Publicado 14/03/2018 14:18:39CET

   BARCELONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este miércoles el Plan Municipal de Acción Comunitaria (Pmac) que "busca la cooperación y el asociacionismo para dar respuesta a los retos sociales a través de la construcción de una estrategia compartida entre áreas municipales", ha explicado la concejal de Participación y Distritos, Gala Pin, que lo ha presentado.

   El portavoz del grupo Demòcrata Raimond Blasi ha resaltado el acuerdo sobre la estructura del Plan, pero lo ha tachado de "batiburrillo" por no determinar el objetivo final, y ha asegurado que el Ayuntamiento lo utiliza para institucionalizar el activismo afín a BComú, el partido del Gobierno municipal.

   El concejal de Cs Santiago Alonso ha criticado el Pmac porque, según cree, "parece determinar que, bajo el concepto de autoorganización, los problemas de la ciudadanía deben ser resueltos por la ciudadanía" y ha reivindicado que Cs apoya las iniciativas ciudadanas que busquen una mejora social.

   Montserrat Benedí (ERC) ha considerado necesario "dotar a la ciudadanía de herramientas para reforzar las políticas de acción comunitaria" y ha mencionado la falta de transversalidad del Plan; asimismo ha recriminado la ausencia de un presupuesto que plasme la sostenibilidad y continuidad de recursos, así como una evaluación, objetivos, coordinación.

   La concejal del PSC Carmen Andrés ha valorado como positiva la iniciativa del plan, pero ha destacado que "faltan decisiones concretas, presupuesto y tiene un planteamiento centralizador", algo que considera contradictorio con la voluntad inicial del Pmac.

   Ángeles Esteller (PP) ha atacado al Gobierno municipal por "favorecer las iniciativas con las que BComú simpatiza en materia de activismo, como Can Vies, el Espacio Inmigrante o la Flor de Maig" y, en cambio, desplazar las propuestas privadas.

   La concejal Maria Rovira (CUP) ha pedido al Gobierno municipal un replanteamiento sobre los servicios públicos que se incluyen en el Plan porque, según ha dicho, "faltan servicios como los centros de emergencia o para mujeres", y ha reiterado la voluntad de su partido de municipalizarlos para garantizar la calidad y las condiciones laborales de los trabajadores.

   El concejal no adscrito Gerard Ardanuy ha coincidido con la transversalidad planteada por ERC, ha mostrado su acuerdo con la creación de espacios para la autoorganización, y ha pedido una estructuración de herramientas para que "la ciudadanía pueda desarrollarse".