El Ayuntamiento de Barcelona buscará el consenso para edificar 1.600 viviendas en la recalificación del Miniestadi

Actualizado 18/09/2008 16:20:21 CET

BARCELONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, afirmó hoy que el Ayuntamiento buscará el consenso en la operación de recalificación de los terrenos del Miniestadi, donde el consistorio propondrá al Futbol Club Barcelona la construcción de 1.625 viviendas, zonas verdes y equipamientos sociales.

En declaraciones a los periodistas tras la entrega de llaves de 66 pisos protegidos en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, Hereu defendió que es un proceso en el que ha de haber diálogo "entre las fuerzas políticas, el Futbol Club Barcelona y con los vecinos". "Siempre he dicho que es importante afrontarlo desde el máximo consenso posible", sentenció.

Según avanzó hoy 'La Vanguardia' y confirmó en rueda de prensa el cuarto teniente de alcalde de Vivienda, Urbanismo y Régimen Interior, Ramón García-Bragado, la propuesta del Gobierno municipal contempla la edificación de más de 1.000 viviendas libres, para las que se destinarán 80.000 metros cuadrados; 600 viviendas protegidas en un espacio de 50.000 metros cuadrados, mientras que 15.000 se dedicarán a hoteles o sector terciario.

También se contempla la construcción de una guardería, un Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP), un Centro de Atención Primaria (CAP), pisos dotacionales destinados a jóvenes y personas mayores y más de 34.000 metros destinados a zonas verdes.

García-Bragado afirmó que "debía ser un plan en el que ganara el distrito y el barrio" y en el que se crearan "más soluciones que problemas".

Por eso, el Ayuntamiento decidió "fijar las posiciones" en un documento de trabajo en el que se mostraran los criterios de transformación que el Gobierno municipal consideraba adecuados, ya que la propuesta del Barça "iba más allá" de estos criterios, aunque no distaba en el "modelo".

Precisamente, la propuesta municipal "enfatiza" los equipamientos y los espacios verdes, además de incluir un coeficiente de edificabilidad "coherente", dentro de los parámetros "normales" de la ciudad, dijo el teniente de alcalde de Urbanismo, que recordó que la zona es de importancia "nacional".

El Ayuntamiento tenía intención de presentar la propuesta el día 30 en una reunión de la Comisión de Seguimiento, que incluye a representantes de todas las partes implicadas, por lo que consideró que la filtración a los medios complica "el debate reflexivo, convirtiéndolo en un debate menos sosegado", y entendió que los vecinos "puedan sentirse mal", pese a alegar que no ha sido voluntad del Ayuntamiento que la propuesta trascendiera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies