El Ayuntamiento de Barcelona defiende la atención social que recibía la indigente que apuñaló a un barrendero

Actualizado 10/07/2006 19:34:20 CET

BARCELONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Barcelona, Ricard Gomà, calificó hoy de "correcta" la atención social que recibía la indigente que el pasado 30 de junio agredió a un barrendero mientras trabajaba en una plaza de la Barceloneta y que posteriormente falleció en el Hospital del Mar.

En la Comisión de Cultura, Educación y Bienestar Social del Ayuntamiento, Gomà detalló el seguimiento que esta mujer, Manuela S.R., de 41 años, había recibido de los servicios sociales de Barcelona, en respuesta a una pregunta formulada por el concejal de CiU Joaquim Forn.

Gomà aseguró que la mujer reclamó ayuda a los servicios sociales de atención primaria de la Barceloneta en 1995 para solicitar una ayuda económica. Tras varios trámites, ésta consiguió una pensión no contributiva por su situación de discapacidad, que ascendía a 300 euros mensuales.

Posteriormente, la mujer también fue atendida desde la red sanitaria de la ciudad y concretamente por parte de un centro de atención a drogodependientes, donde participó en un programa de seguimiento de apoyo para personas en esta situación.

No obstante, a principios de 2006, la situación de esta mujer "empezó a empeorar", por lo que acudió al servicio de urgencias sociales y "hasta el pasado mes de marzo estuvo viviendo en un centro de acogida municipal", recurso "que abandonó porque lo rechazó".

En el momento que la mujer apuñaló al barrendero, hacía tres meses que la indigente vivía en la calle, aunque recibía la visita de los educadores de calle, que "la atendieron y hablaron con ella durante la mañana del día 30 de junio", horas antes de que agrediera al trabajador de la limpieza.

Aparte del apoyo de los educadores de calle, en el momento que se produjo la agresión, los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona le estaban tramitando una solicitud para poder acceder a un piso del Patronato Municipal de la Vivienda.

Los hechos ocurrieron hacia las 21 horas del viernes 30 de junio en la plaza de Hilari Salvadó de Barcelona, cuando la mujer, que habitualmente dormía en este lugar, hirió con arma blanca a un barrendero de 43 años, cuando se disponía a limpiar la zona.

La herida que recibió el trabajador de la empresa BCNeta le provocó la muerte pasada la medianoche en el Hospital del Mar de la ciudad, donde fue ingresado de urgencia. Los Mossos d'Esquadra detuvieron a la presunta agresora en el lugar de los hechos minutos después.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies