El Ayuntamiento de Barcelona recurrirá la sentencia que obliga a colocar un retrato del Rey

Retiran en 2015 el busto de Juan Carlos I del Ayuntamiento de Barcelona: Archivo
Europa Press - Archivo
Publicado 12/03/2018 14:19:18CET

BARCELONA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona presentará un recurso al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ante el fallo del Juzgado contencioso administrativo 3 que le obliga a colocar un retrato del Rey en un lugar preferente del Salón de Plenos, sentencia que llega a raíz de un recurso de la Delegación del Gobierno en Catalunya.

Fuentes municipales consultadas por Europa Press han destacado que los servicios jurídicos del Ayuntamiento trabajan desde la semana pasada en este recurso, que se puede interponer hasta el 27 de marzo, cuando acaba el plazo para hacerlo.

Las mismas fuentes han defendido que el pleno debe decidir la simbología de su sala de reuniones, como lo prevé el Reglamento Orgánico Municipal (ROM) tras una modificación aprobada en 2015 en el plenario municipal, con el rechazo de Cs y el PP.

En su artículo 75, el ROM establece que el pleno decide su simbología, que debe "atender los principios democráticos, de catalanidad, de neutralidad religiosa y de respeto a la singularidad histórica y la capitalidad de Barcelona".

ACUERDO MUNICIPAL DE 2016

Por eso el pleno acordó en septiembre de 2016 --con el voto de todos los grupos excepto PP y Cs-- encargar una reforma de la Sala, y por eso "será en el marco de esta reforma que se decidirá sobre la simbología que debe tener el espacio".

Sin embargo, la sentencia recuerda que los reglamentos locales se subordinan a las normas básicas de la legislación estatal sobre esa materia, por lo que prevalece el Real Decreto 2568/1986 y su artículo que obliga a colocar un retrato del monarca en lugar preferente del Salón.

El Gobierno de Ada Colau retiró el busto de Juan Carlos I de la sala en julio de 2015, pocos meses después de iniciar su mandato municipal, y argumentó que ya no era el jefe del Estado porque había abdicado el año anterior, pero no lo sustituyó por una imagen de Felipe VI.