El Ayuntamiento de Cornellà valora actuar contra la propiedad del piso desahuciado con un fallecido

Publicado 14/06/2018 15:50:16CET

   BARCELONA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La teniente de alcalde de Educación y Política Social de Cornellà de Llobregat (Barcelona), Montse Pérez, ha asegurado este jueves que sopesan emprender acciones contra Banco Popular, propietario del piso que iba a ser desahuciado este jueves y cuyo inquilino ha muerto tras lanzarse al vacío poco después de la llegada de la comitiva judicial.

   En declaraciones a Europa Press, la concejal ha explicado que los servicios jurídicos del consistorio están estudiando el caso y que prevén actuar porque entienden "que un banco no tiene tanta urgencia para recuperar una vivienda".

   Pérez ha explicado que este vecino de 45 años, que vivía solo con su pareja, se dirigió a los Servicios Sociales del consistorio el 21 de marzo, un día antes de ser desahuciado, y se hizo un informe que acreditaba su situación de vulnerabilidad que se remitió al juzgado, que acordó suspenderlo.

   Posteriormente, se envió un segundo informe del Servicio de Información y Primera Acogida pidiendo paralizar de nuevo el desahucio, fijado para este jueves 14 de junio, y este mismo miércoles, un día antes, se trasladó al juzgado un nuevo informe haciendo constar el grave riesgo de exclusión social y solicitando de nuevo el aplazamiento, lo que no se ha acordado.

DEMANDA POR IMPAGO

   Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) en un comunicado, la vivienda era propiedad de una entidad bancaria, que presentó demanda en noviembre de 2017 por impago de siete mensualidades del alquiler, sin que actualmente consten pagos posteriores.

   Tras suspenderse el desahucio en dos ocasiones, se acordó este jueves 14 de junio como fecha para el desahucio, teniendo conocimiento de la fecha el Ayuntamiento de la ciudad, ha precisado el TSJC.

   Según ha explicado la concejal, los Servicios Sociales estaban trabajando con la familia para encontrar soluciones a su situación de vulnerabilidad, ya que llevaban en torno a un año sin pagar el alquiler, y la previsión era ofrecerle una solución a corto plazo y que posteriormente pudiera acceder a la bolsa para alquiler social.

   Tras el fallecimiento del hombre, la pareja ha sido trasladada al Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (Cuesb), con quien el Ayuntamiento tiene un convenio para derivar a personas en situación de emergencia, porque estaba en estado de shock.

Contador