El Ayuntamiento de Lleida promueve que se vuelvan a cultivar fincas baldías de la Horta

Agricultura, Agrícola, Agro, Campo, Agricultor, Siembra, Sembrar, Huerto, Horca.
EUROPA PRESS
Publicado 16/01/2018 20:52:34CET

   Fomenta que agricultores en activo gestionen fincas abandonadas y ofrecerá a los propietarios la exención del IBI

   LLEIDA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Lleida ha aprobado este martes la Estrategia de Custodia Agraria de la Horta de Lleida, una nueva herramienta para promover que se vuelvan a cultivar fincas de la Horta que ahora son baldías.

   Los objetivos de la iniciativa son minimizar la superficie agraria no cultivada de la Horta de Lleida; promover la recuperación ambiental y paisajística de las tierras no cultivadas, y poner al alcance de los emprendedores agrarios fincas para incorporarse a la actividad agraria o, en el caso de los agricultores ya consolidados, para poder ampliar sus explotaciones, ha informado este martes el Ayuntamiento en un comunicado.

   Según un análisis cartográfica del año 2013, se encuentran en esta situación un total de 374 parcelas, con 621 hectáreas de superficie, el 4,2% de la superficie agraria total del municipio, situada de forma mayoritaria muy cerca del casco urbano de la que un 91% tiene disponibilidad de riego y un 55% sólo requeriría el arado y desbrozado para poder ponerse en producción.

   La intervención del Ayuntamiento como mediador permitirá organizar la cesión de las fincas, facilitando la gestión y garantizando al propietario un buen uso de sus tierras, además de que el consistorio hará gestiones para contactar con los propietarios de parcelas abandonadas para que las pongan en arrendamiento.

   A los propietarios que se inscriban en el Registro de Fincas Agrarias en Custodia se les facilitará una exención en el pago anual del IBI, el trámite es gratuito y la duración mínima de la cesión se establece preferentemente en un periodo de siete años.

   Las personas interesadas en acceder a las fincas deberán inscribirse también en un registro y el precio del arrendamiento será fijado por el Ayuntamiento de acuerdo con el estado de la finca, su localización, la disponibilidad de riego y los precios de mercado.

   Podrán optar a las fincas del registro de fincas en custodia, por este orden de prioridad, los nuevos agricultores que deseen incorporarse a la actividad agraria profesional, agricultores ya establecidos en la Horta de Lleida, entidades agrarias, sociales o de custodia para usos diversos, agricultores de municipios vecinos que tengan tierras en la zona y, finalmente, agricultores de otros municipios que no tengas tierras.