El Ayuntamiento de Lleida responde al PDeCAT que la EMU está auditada por empresas externas

Montse Mínguez con el alcalde de Lleida Àngel Ros en una imagen de archivo
EUROPA PRESS
Publicado 04/04/2018 19:42:22CET

Toni Postius ha presentado una denuncia en los juzgados por presuntas irregularidades en las cuentas de la empresa

LLEIDA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Lleida y presidenta de la Empresa Municipal de Urbanismo (EMU), la socialista Montse Mínguez, ha respondido este miércoles al presidente del grupo municipal del PDeCAT, Toni Postius, que ha presentado una denuncia en los juzgados de Lleida por presuntas irregularidades en las cuentas asegurando que la empresa "está auditada por empresas externas e independientes".

Mínguez califica de "improcedentes" las declaraciones realizadas por Toni Postius en las que acusa a la empresa de manipular las cuentas y anuncia que el Ayuntamiento de Lleida se reserva emprender acciones legales contra presidente del grupo municipal del PDeCAT, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

La primera teniente de alcalde Montse Mínguez, ha manifestado su sorpresa por esta acción, y ha afirmado que Toni Postius sabe "que la Empresa Municipal de Urbanismo está en todo momento auditada".

La EMU reflejó en 2014, 2015 y 2016 los informes de revalorización de los solares, contemplados en coste de compra y, posteriormente, con las tasaciones que se hicieron por parte de una empresa externa, según la socialista.

Mínguez ha remarcado que las tasaciones se hicieron a través de un concurso público y que en las cuentas de 2015 y 2016 se reflejaron los impactos de estas revalorizaciones.

"Por lo tanto, es improcedente decir que se han manipulado las cuentas, lo que se hizo es reflejar, precisamente, lo que nos estaban dando estos informes de las nuevas tasaciones de los solares, en lugar de estar contemplados a precio de coste, lo que se hizo es ponerlo a valor de mercado que se suponía en ese momento", ha remarcado.

La presidenta de la EMU ha insistido en que se ha trabajado correctamente: "las cuentas de la EMU están totalmente auditadas y cualquier modificación producida en las cuentas de la EMU viene soportada por las auditorías, que tienen todos los consejeros de la EMU y todos los concejales".

La denuncia presentada por Postius, según ha explicado él mismo en rueda de prensa, va dirigida contra personas jurídicas y 12 técnicos y cargos políticos de la EMU de Lleida por presuntas irregularidades en las cuentas de 2014, 2015 y 2016 y la presunta comisión de delito societario, falsedad de documento mercantil y tráfico de influencias.