Bail (Podem) pide que la Asamblea catalana decida si el partido se suma al "frente amplio"

Noelia Bail, Sara Cuentas,María Martínez y David Clarà (Podem)
EUROPA PRESS
Publicado 27/03/2018 13:44:19CET

   Descarta formar un partido único con los comuns y apuesta por la coalición o federación de partidos

   BARCELONA, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La candidata a las primarias de Podem Catalunya Noelia Bail ha defendido este martes someter a la decisión de los inscritos en el partido la decisión de sumarse a un "frente amplio" de izquierdas catalán, como solicita el presidente de CatECP en el Parlament, Xavier Domènech.

   Lo ha dicho en declaraciones a Europa Press para presentar su candidatura a la Secretaria General del partido, al Consejo Ciudadano catalán --la dirección-- y a la Comisión de Garantías catalana, a las que también concurre Domènech, arropada por los miembros de su candidatura María Martínez, Sara Cuentas y David Clarà.

   "No entendemos que una decisión tan importante como la de formar un Govern de concentración o un frente amplio no pase por la asamblea", ha dicho, y ha propuesto consultar a los inscritos en el partido no sólo con un 'sí' o un 'no' al proyecto, sino concretando unas demandas a cambio de formar parte de ese proyecto.

   Independientemente de que Bail sea favorable a la creación de frentes amplios de izquierda, ha subrayado la necesidad de que su participación "no sea un cheque en blanco" y que el proyecto de Govern o bien de ese frente se comprometa con medidas básicas que se puedan implementar desde el minuto cero, es decir, que sean competencia de la Generalitat y cuya implementación solo dependa de voluntad política.

   Bail propone asegurar la voz propia de Podem para lo que pretende que generar una memoria presupuestaria dotada de partidas concretas para que la formación "no solo sobreviva sino que crezca".

   También considera que un cargo público del partido no puede dejar de serlo para ocupar otro cargo por decisión propia o de la cúpula de la formación, en referencia al salto que Domènech dio de ser el líder del grupo parlamentario en el Congreso de EnComúPodem, a liderar la candidatura a las elecciones catalanas de CatECP y el grupo en el Parlament.

   "La gente le dio confianza para ir al Congreso. Quien decide que puede ir a otro órgano es la Asamblea Ciudadana. Al menos en Podem Catalunya, en CatComú no lo sé", ha ironizado.

CONFLUIR CON LOS COMUNS

   Para Bail, la receta que Domènech tiene para el futuro de Podem es "su desaparición" y no entiende que la misma persona que aspira a ser el líder de un todo, se presente a ser el líder de una parte de ese todo.

   La candidata recuerda que jurídicamente hay tres posibilidades para una confluencia definitiva entre Podem y CatComú: la creación de un partido único, una coalición o una federación de partidos; y ella descarta el partido único y apuesta por la coalición o la federación de partidos que defiendan los intereses de sus votantes y con el objetivo común de ganar.

   "Políticamente, cada organización tiene que tener su propia autonomía. Podem tiene su electorado como ICV, EUiA y los comuns. Hace unos meses Xavi Domènech decía que no quería coaliciones, sino que CatComú fuera un paraguas para el resto. Ahora propone un Podem fuerte", ha criticado, y se ha preguntado cuál de ellos es el proyecto de Domènech.

   Por eso, considera que las siglas de Podem no deben diluirse y que para que haya una unión de las izquierdas catalanas "todas las partes tienen que sentir que ganan algo, que no suman para perder".

SIGLAS EN LAS MUNCIPALES

   Atendiendo a que Podemos está en un proceso de decisión sobre si se presentan formalmente o no a las elecciones municipales de 2019, la candidatura de Bail propone que sean las asambleas locales las que decidan el modo de hacerlo.

   "Serán las asambleas locales, sus inscritas, las que decidirán en última instancia cómo quieren participar en las elecciones. Esto incluye si quieren o no concurrir con las siglas de Podem", ha dicho el concejal de Barberà del Vallès (Barcelona) David Clarà, que considera que las siglas del partido morado siempre suman, pero que ha concretado que cada municipio tiene su idiosincrasia.

   Sara Cuentas, miembro del círculo de feminismos, ha reprochado que Domènech quiera acumular cargos porque "es una práctica patriarcal, basada en las cúpulas y la concentración de poder", que el feminismo rechaza.

   Martínez ha lamentado que se haya perdido parte del trabajo de la anterior dirección de la que Bail formó parte, como los "circuitos" creados para que las demandas de los inscritos llegaran a las instituciones.