El Banco de España inicia los trabajos para fijar el valor de las cajas que recibirán capital público

Sede del Banco de España
EUROPA PRESS/ARCHIVO
Actualizado 28/04/2011 22:50:28 CET

BARCELONA/MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España ha iniciado los trabajos para fijar el valor de las cajas de ahorros que podrían recibir recursos públicos para elevar su nivel de capital y cumplir así con los nuevos requisitos de solvencia establecidos por el Gobierno.

El valor económico de dichas entidades financieras deberá ser determinado por expertos independientes designados por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), indicó el organismo regulador en un comunicado.

En las próximas semanas, el Banco de España estudiará los planes de recapitalización recibidos este jueves de las entidades que han solicitado los recursos del FROB como fuente prioritaria para elevar su capital.

"Estos planes de recapitalización serán objeto de análisis detallado y, en su caso, aprobación por el Banco de España, cuya decisión trasladará al FROB", afirma el organismo que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Una vez que el FROB adopte una decisión sobre el valor económico de las entidades y sus planes de recapitalización, éstos serán enviados al Ministerio de Economía y a la Comisión Europea para que se autorice la inyección de recursos públicos en dichas entidades.

El Banco de España indica que con el envío de los planes de recapitalización de estas entidades se completa otra fase en el proceso previsto en el decreto de reforzamiento del sistema financiero.

El organismo precisa que dichas propuestas de recapitalización han de incluir un plan de negocio en el que se fijen objetivos relativos a eficiencia, rentabilidad, niveles de apalancamiento y liquidez.

Las cajas que han solicitado dinero al FROB como opción única o prioritaria de capitalización son la Caja de Ahorros del Mediterráneo (2.800 millones), CatalunyaCaixa (1.718 millones) y NovacaixaGalicia, que desea reducir la apelación al FROB a 600 millones.

Unnim pedirá 600 millones al FROB si no consigue cerrar una integración con otras cajas: 400 a través de participación accionarial y 200 a través del crédito que negoció con el Banco de España a finales de 2010.

De las 13 entidades o grupos de entidades que necesitaban reforzar sus recursos de capital para cumplir con las nuevas normas, el total de nueve cajas de ahorros contemplaban la opción de obtenerlos del FROB, mientras que los cuatro bancos optaron por ampliar capital.