Barcelona estudiará la gestión pública directa del agua para asegurar el "acceso universal y asequible"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Pleno municipal

Barcelona estudiará la gestión pública directa del agua para asegurar el "acceso universal y asequible"

Pleno del Ayuntamiento de Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 25/11/2016 13:07:58CET

Votan a favor BComú, ERC, PSC y CUP, mientras que CiU vota en contra y C's y PP se abstienen

BARCELONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes abrir una línea de trabajo sobre la gestión pública directa e integral del ciclo del agua, incluido el suministro domiciliario, para "garantizar el acceso universal y asequible del agua y saneamiento, priorizando los usos domésticos y ambientales", propuesta que ha presentado BComú.

Ha aprobado la propuesta de BComú con los votos también de PSC, ERC y la CUP, mientras que C's y PP se han abstenido y CiU ha votado en contra, en un pleno que también ha aprobado una iniciativa de la CUP que aboga por "fijar un calendario para desarrollar el proceso de recuperación de la gestión totalmente pública y directa del agua", con el apoyo también de BComú, ERC y la CUP, la abstención del PSC y el rechazo de CiU, C's y PP.

La propuesta aprobada de BComú --presentada como grupo y no como medida del Gobierno municipal-- defiende estudiar la gestión pública valorando su viabilidad y elaborando los informes técnicos y jurídicos necesarios, incluyendo un análisis específico para promover nuevas formas de funcionamiento que garanticen la transparencia, la información, la rendición de cuentas y la participación ciudadana efectiva.

Mientras que la de BComú aboga por estudiar esta posibilidad, la de la CUP apuesta directamente por avanzar en la internalización del servicio, para lo que pide crear una comisión de estudio en el plazo de un mes y organizar una audiencia pública para someter a información y debate ciudadanos el modelo de gestión, con colectivos especializados en la cuestión y con los gestores actuales del servicio.

10% MÁS BARATO

El concejal de Energía, Eloi Badia, ha descrito esta votación como un momento histórico, y ha sostenido que la mejor forma de prestar un servicio tan importante como el agua es desde la gestión pública, por la calidad y el precio --asegura que podría bajar un 10%, ahorrando 38,7 millones de euros en los recibos--, y ha avisado: "Queremos acabar con las sombras que impregnan esta gestión del agua".

La líder municipal de la CUP, Maria José Lecha, ha defendido que el Ayuntamiento debe tener el control de los bienes imprescindibles para la vida y mantenerlos al margen de la mercantilización --ve que la gestión privada del agua ha vulnerado a personas y ecosistemas--, y ha sentenciado que "el agua es un bien común, y la falta de recursos no debe ser motivo de corte. Sólo es posible con la gestión pública y no la gestión basada en beneficios económicos".

El republicano Alfred Bosch ha destacado que la gestión del agua debe ser eficaz, eficiente, sostenible y tan pública como sea posible, y ha avisado de que este es un asunto capital para la ciudad, por lo que debe trabajarse desde el consenso y estudiando la viabilidad técnica, económica, jurídica y social de la internalización del servicio.

La socialista Carmen Andrés ha abogado por avanzar en el control público, estudiándolo a través de informes técnicos y económicos que garanticen un sistema de acceso universal con tarifas adecuadas, tras lo que ha explicado su abstención a la propuesta de la CUP porque presupone el resultado de los estudios sin haberlos hecho.

CRÍTICAS

Francina Vila (CiU) ve que BComú quiere imponer sus dogmas y apriorismos sobre la gestión del agua, y hacerlo con una herramienta del pleno propia de la oposición y no con una medida de gobierno, lo que demuestra la debilidad del ejecutivo de Ada Colau, según la edil, que ha criticado que la propuesta no tiene en cuenta que la gestión del agua es competencia del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), ante lo que Badia ha dicho que han conversado con algunos municipios.

El concejal de C's Santiago Alonso ha sostenido que este es un "debate demagógico con premisas engañosas" que pretende hacer escoger entre una mala privatización o una buena municipalización, cuando lo que se debe hacer es estudiar el modelo más eficiente, por lo que ha pedido crear un equipo técnico para abordar el asunto.

El líder municipal popular, Alberto Fernández, ha criticado la "guerra del agua" que ve en la ciudad, y ha lamentado que se apueste por la gestión pública del agua sin haber estudiado su viabilidad ni su coste todavía, tras lo que ha tachado de farsa la rebaja en la tarifa aprobada en julio por el AMB, que implicará finalmente un ahorro de diez céntimos este año, ya que se hará efectiva en diciembre.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies