Barcelona pide acciones judiciales por difamar a la escuela catalana y exige a PP y Cs rectificar

Pleno del Ayuntamiento de Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 02/11/2017 13:41:18CET

   BARCELONA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado una propuesta de BComú para exigir a PP y Cs una rectificación pública por sus "sospechas infundadas sobre la calidad del sistema educativo en Catalunya", y pide a la Conselleria de Enseñanza de la Generalitat que impulse las acciones judiciales necesarias contra los autores de difamaciones y calumnias.

   Con el apoyo de todos los grupos excepto el rechazo de Cs y PP, la proposición defiende la profesionalidad de los equipos educativos "a la hora de no involucrar al alumnado en sus posicionamientos políticos o ideológicos", y expresa el apoyo del Ayuntamiento al modelo de escuela catalana, en lengua y contenidos, y a toda la comunidad educativa, ante lo que ve unos intentos de descrédito malintencionados.

   Hace un reconocimiento explícito a maestros y profesorado catalán por su "capacidad de reconocer, valorar y fomentar la pluralidad de ideas y valores, y la diversidad, en un marco de Derechos Humanos", y apoya al Marco Unitario de la Comunidad Educativa (Muce) en la defensa del actual modelo catalán de educación.

CONFLICTO PARA "GANAR VOTOS"

   La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha criticado que determinadas fuerzas políticas "instalen o provoquen un conflicto para ganar unos cuantos votos" dañando no al Govern, sino a los profesores que se dejan la piel para educar a los alumnos, y ha dicho que hace falta más inversión y dejar de subvencionar a escuelas que sí adoctrinan y segregan por sexos.

   "Son como buitres: a cambio de unos cuantos votos en Madrid, ponen sus garras en las escuelas, las violentan y las difaman", ha criticado Ortiz, mientras que la concejal de Infancia, la socialista Carmen Andrés, ha advertido de que las declaraciones que cuestionan la profesionalidad parten de una demagogia irresponsable.

CRÍTICAS Y APOYOS

   La concejal de Cs Marilén Barceló ha acusado a BComú de esconder una realidad que empezó "con distorsiones de los libros de historia", y la popular Àngeles Esteller ha alertado de casos puntuales de adoctrinamiento, y ha preguntado a Ortiz si se ha interesado por saber qué ocurre exactamente en las aulas.

   La demócrata Irma Rognoni ha defendido que el sistema educativo catalán es un motivo de orgullo, mientras que la republicana Trini Capdevila ha avisado de que no aceptarán lecciones de quienes lanzan mentiras tóxicas y los que "conciben la educación como una herramienta para españolizar a niños catalanes", como dijo el exministro de Educación José Ignacio Wert.

   La edil de la CUP Maria Rovira ha replicado que "adoctrinar es lo que se hacía durante la dictadura franquista", y el edil no adscrito, Gerard Ardanuy (Demòcrates), ha criticado que el artículo 155 de la Constitución interviene un sistema educativo que es fruto del consenso político y social.