Barcelona pide al Govern reconsiderar su petición de cárcel a activistas por un desahucio

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Juicio

Barcelona pide al Govern reconsiderar su petición de cárcel a activistas por un desahucio

El teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens
EUROPA PRESS
Publicado 01/12/2016 7:54:02CET

70 personas obstaculizaron la actuación contra un matrimonio en un piso del Clot

BARCELONA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El teniente de alcalde y concejal de Derechos de ciudadanía, participación y Transparencia, Jaume Asens, y el concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner, han dirigido un escrito al conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, en el que le piden reconsiderar la petición de cárcel a cinco vecinos del barrio del Clot por intentar evitar un desahucio en 2011.

Los concejales muestran su "preocupación" por el juicio al que se enfrentan los días 14 y 15 de diciembre el matrimonio desahuciado, un vecino del barrio y dos activistas por unos hechos que se remontan al 25 de julio de ese año, según la carta, difundida en un apunte en Twitter recogido por Europa Press.

La Generalitat pide penas de hasta cinco años y tres meses por delitos de atentado a la autoridad y desórdenes al tratar de impedir que los Mossos d'Esquadra actuaran en el desahucio, lo que el Ayuntamiento considera "una petición excesivamente rigurosa" que excede la acusación ejercida por la Fiscalía.

"Los hechos se tendrían que interpretar más bajo la óptica del derecho a la protesta que bajo los criterios de órden público", reclama el Ayuntamiento, que subraya que sería el primer caso en Catalunya en el que ingresan en prisión un matrimonio desahuciado y las personas que se solidarizan con ellos manifestándose.

"El derecho a protesta tiene que ser concebido como un ejercicio de participación política y libertad de expresión", y en tiempos de crisis se tiene que evitar su criminalización, ha afirmado el Consistorio.

70 CONCENTRADOS

Según el escrito de la Generalitat, los hechos sucedieron entre las 9 y las 11 horas cuando un juzgado pidió a los Mossos d'Esquadra ayuda para llevar a cabo el desahucio de un matrimonio --que hacía más de 25 años que vivía allí-- porque ante la puerta del edificio había unas 70 personas concentradas que impedían la actuación de la comitiva judicial.

Los Mossos pidieron a varios de los concentrados que desalojasen la entrada advirtiéndoles de que en caso contrario los sacarían por la fuerza, pero los concentrados "desobedecieron las órdenes, policiales, no se fueron del lugar y continuaron impidiendo la acción judicial y policial", siempre según la versión de la Generalitat.

"Incluso encadenándose y cerrándose dentro del edificio, en la portería, oponiéndose a la actuación policial con actos de violencia directa contra los agentes", según el escrito de acusación de la Generalitat, que insiste en que también hubo agresiones concretas contra agentes de los Mossos d'Esquadra.

Los servicios jurídicos de la Generalitat acusan a uno de los inquilinos de haber intentado impedir que colocasen unas escaleras con las que intentaban acceder a la vivienda desde la calle dándole fuertes golpes a la escalera hasta que consiguió que cayera, y luego tirando al suelo a uno de los agentes que entró en el piso.

La otra inquilina también intentó impedir que los agentes pusieran una escalera en otra de las fachadas para acceder al piso "dándole fuertes golpes a la misma", según el escrito de la Generalitat.

EXPECTACIÓN MEDIÁTICA

Como consecuencia de estos altercados, seis agentes de los Mossos d'Esquadra resultaron heridos con diversas lesiones de carácter leve, durante un episodio que en su momento estuvo rodeado de una gran expectación mediática.

Concretamente, la Generalitat pide penas de entre cuatro años y tres meses hasta cinco años y tres meses para tres activistas por los supuestos delitos de desórdenes públicos y atentado a la autoridad, además de una multa por una presunta falta de lesiones y las respectivas indemnizaciones para los agentes.

Para los inquilinos que trataron de desahuciar, la Generalitat solicita dos años y tres meses de cárcel para cada uno por un delito de atentado a la autoridad y una multa: por una falta de lesiones en uno de los casos y por maltrato a un agente, en el otro.

La Asamblea Social Clot-Camp de l'Arpa había hecho la semana anterior un llamamiento para paralizar el desahucio, con lo que a sus puertas se concentraron decenas de personas viviéndose momentos de atención entre éstas y los Mossos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies