La Bisbal de l'Empordà y Forallac instalan filtros para mejorar el abastecimiento de agua

 Filtros Para Mejorar El Abastecimiento De Agua
SOREA
Publicado 19/08/2016 11:57:46CET

   GIRONA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Bisbal de l'Empordà y Forallac (Girona) han instalado dos filtros de carbón en uno de los dos depósitos que suministra agua a ambos municipios, para eliminar los posibles restos de plaguicidas y normalizar el suministro.

   La instalación se hizo este jueves y la Conselleria de Salud analizará el agua para decidir si levanta las restricciones al consumo vigentes desde el 4 de agosto, ha informado este viernes en un comunicado Sorea, la empresa que gestiona el suministro de los municipios.

   Las poblaciones tienen dos fuentes de abastecimiento y los restos fitosanitarios se detectaron en la principal, los pozos de la Conca del Daró, que suministran aproximadamente dos tercios del total del agua y donde ahora se han instalado los filtros.

   La Bisbal y Forallac también se abastecen del pozo de Fontanilles, que alberga una planta de tratamiento a la que ahora se ha aumentado su capacidad.

   La compañía ha asegurado que la instalación de los filtros se ha hecho "con la máxima celeridad y unos días antes respecto a la fecha prevista".

   Cada uno de los filtros, que proceden de Bélgica, miden 7,7 metros de altura por 2,5 de diámetro, pesan 22 toneladas vacíos y 40 llenos, y tiene capacidad para depurar 100 metros cúbicos por hora.

PRODUCTOS FITOSANITARIOS

   El suministro de agua se interrumpió después de que Sorea detectara en un control de calidad de finales de julio una concentración de productos fitosanitarios en la red de abastecimiento público por encima de la concentración máxima permitida.

   Según Sorea, el agua contenía una concentración superior a la normativa estatal de Diuron (0,19 microgramos pro litro) y Tertbutilazina (0,53 microgramos por litro), muestra de una posible contaminación de tipo agropecuario por usar productos fitosanitarios o herbicidas.

   El 7 de agosto, el consistorio comunicó a la población que el agua no era apta para beber ni cocinar, y pese a que inicialmente la contaminación también afectó a Forallac, el 13 de agosto el consistorio de este municipio declaró que el agua volvía a ser potable al abastecerse esta localidad de otro pozo.

   Mientras dura la situación, el Ayuntamiento de La Bisbal ha establecido unos puntos de abastecimiento de agua potable, a los que se suma la ayuda de un camión cisterna a partir del 16 de agosto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies