Bread&Butter prevé alcanzar los 100.000 visitantes y anuncia un nuevo espacio dedicado a tejidos en enero

Actualizado 05/07/2007 15:29:53 CET

BARCELONA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La feria Bread&Butter (B&B), que se celebra desde ayer y hasta el próximo viernes 6 de julio en Barcelona, prevé alcanzar la cifra de los 100.000 visitantes después de que en el primer día de su apertura recibiera alrededor de 30.000 asistentes, según explicó su presidente, Karl-Heinz Müller.

Entre las novedades que Müller anunció para la próxima edición en enero de 2008 destacó la creación de un espacio --en el pabellón seis-- dedicado a la exposición de tejidos donde las empresas textiles y tintoreras podrán exponer sus telas. La previsión es que el pabellón albergue un centenar de expositores y lleve el nombre de 'B&B Sourcing'.

Asimismo, el presidente de B&B avanzó la intención de los organizadores de ampliar el recinto donde se celebra la feria hasta llegar al Palau de Montjuic (que alberga el Museo Nacional de Arte de Catalunya), en el que Müller expresó su deseo de hacer una "exposición de piezas de diseño".

La expansión de la feria supondría, además, la ampliación del área de 'Sports&street', dedicar el pabellón italiano a desfiles y poner a disposición de las marcas el pabellón Mies van der Rohe para permitir "el lanzamiento de marcas y colecciones", según explicó Müller.

Por su parte, el director general de Fira Barcelona, Agustín Cordón, aseguró que "Fira se apunta a la expansión" y que, de momento, ya han cerrado el acuerdo para usar el pabellón Mies van der Rohe el próximo enero. Sobre los demás aspectos de la ampliación, informó que "se trabajará para garantizar que sea una realidad".

Cordón incidió en la apuesta "arriesgada" de los organizadores para celebrar B&B sólo en la ciudad de Barcelona y destacó no sólo los efectos económicos de la feria en la ciudad, sino también "los beneficios que aporta en el diseño local".

A este respecto, recordó que entre los expositores se encuentran un total de 125 empresas españolas, de las cuales 65 son catalanas y aplaudió la oportunidad que la feria brinda para que los diseñadores locales se sitúen "en la primera división de la moda".

El director de la Fira concluyó que, a la vista de las "extraordinarias" expectativas de afluencia en esta edición, quedaba probada la "internacionalidad" del salón, que ha doblado el número de asistentes y de expositores en dos años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies