La brecha salarial baja al 24% en Catalunya al subir el empleo precario en hombres

L.Sandalinas y A.Garcia, CC.OO.
EUROPA PRESS
Publicado 12/02/2018 14:13:26CET

Alerta de que el "suelo pegajoso" se da también en empleos públicos

BARCELONA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El salario medio de las mujeres en Catalunya fue un 24% inferior al de los hombres --6.568 euros menos al año-- en 2015, una cifra que ha bajado dos puntos porcentuales frente al año anterior, según CC.OO. de Catalunya, que lo ha atribuido a que aumentó la tasa de empleo en hombres --dos puntos-- con trabajos que fueron más precarios, mientras que en las mujeres se mantuvo el paro --más alto--.

Lo han explicado en rueda de prensa este lunes la secretaria de Mujeres, Diversidades y Políticas LGTBI de CC.OO. De Catalunya, Alba Garcia, y la responsable de Transversalidad de Género y Análisis con Impacto de Género del sindicato, Lídia Sandalinas, que han presentado el 'Informe brecha salarial. Febrero de 2018', realizado con datos de la última Encuesta salarial.

Esta brecha salarial "es el resultado de todas las desigualdades y discriminaciones que sufren las mujeres en el mercado laboral, en el que tienen el techo de cristal pero también el suelo pegajoso", un concepto que recoge la mayor dificultad para abandonar puestos de trabajo menos reconocidos, que se corresponden a sectores feminizados, ha dicho Garcia, que ha apuntado a la reforma laboral de hace seis años como generadora de precariedad.

La brecha salarial aumenta en sectores con salarios más bajos, hasta el 38% en los sectores con empleos menos cualificados, y está presente en puestos públicos: "El acceso es mucho más garantista, pero hay brecha en toda la administración pública", y por ejemplo han detectado que en sanidad hay empleos del nivel C más feminizados que tienen sueldos inferiores a otros del nivel D más masculinizados.

En el colectivo de personas de más de 55 años, la brecha salarial aumenta hasta el 32%, lo que supone que las mujeres cobran un tercio menos que los hombres, y las representantes del sindicato han destacado que la brecha también genera más parcialidad indeseada --en la que más del 70% son mujeres-- y pensiones y jubilaciones inferiores, por lo que hay "más riesgo de pobreza".

HORAS EXTRAORDINARIAS

El salario base tiene un mayor peso en las retribuciones de las mujeres, con un 71% frente al 65% de los hombres, y en esta base existe también brecha, del 15%, mientras que las horas extraordinarias son el apartado en el que hay más diferencia, y las mujeres perciben un 73,4% menos "cuando las cobran", ha añadido Sandalinas.

En las retribuciones del IRPF, las mujeres contribuyen un 38,1% menos, y en la Seguridad Social, un 20,8% menos: "Esto hará que después las prestaciones de paro y las pensiones sean inferiores, lo que nos origina más precariedad y más pobreza para las mujeres".

MÁS PRECARIEDAD, MÁS BRECHA

De todas las personas trabajadoras que tienen ingresos inferiores o iguales al salario mínimo interprofesional (SMI), el 70% son mujeres, ha alertado Sandalinas --según datos de todo el Estado, ya que no se desglosan por territorios--, que ha añadido que el 18% de las mujeres se encuentra en este colectivo, frente al 8% de los hombres: "A más precariedad, más brecha", ha dicho.

En el caso de las mujeres nacidas en otras partes de España, "la discriminación salarial es doble", y si bien cobran un 20% menos que los hombres nacidos fuera del Estado --frente al 17,9% del año anterior--, esta cifra asciende al 28,9% respecto a las mujeres nacidas en España y al 46,6% de los hombres nacidos en el Estado.

El sindicato ha pedido legislar para aumentar la transparencia sobre los sueldos en las empresas, con el objetivo de avanzar en la implementación de la ley de igualdad y hacia una ley de igualdad salarial, a la vez que han pedido que la Inspección de Trabajo pueda actuar de oficio ante cuestiones de género, entre otras propuestas.