Una buena relación entre padres e hijos puede evitar futuros trastornos de ansiedad

 

Una buena relación entre padres e hijos puede evitar futuros trastornos de ansiedad

EP
Actualizado 05/05/2008 17:41:18 CET

BARCELONA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Un estudio internacional coordinado por el Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM) del Hospital del Mar de Barcelona revela que diferentes tipos de trastornos de ansiedad que sufren los adultos están asociados con una carencia de atención o una actividad excesivamente protectora por parte de la madre durante la niñez.

Se calcula que los trastornos de ansiedad afectan entre un 15% y un 20% de la población mundial, y aún cuando se han establecido factores biológicos y genéticos de riesgo, los factores psicológicos también juegan un papel fundamental en su desarrollo. Entre estos factores, se encuentran los que tienen que ver con la relación afectiva que se establece entre padres e hijos durante la niñez.

La herramienta que valora la calidad de la relación afectiva recibida y la pone en relación con el desarrollo de determinados trastornos es la variable de estudio que se ha sistematizado como índice PBI (Instrumento de Relación Parental). Estudios anteriores habían empleado ya el PBI por valorar la depresión en adultos, pero había pocos estudios que la hubieran relacionado con la ansiedad.

El jefe del grupo de investigación en Servicios Sanitarios del IMIM, Jordi Alonso, remarcó que el objetivo principal de este trabajo ha sido estudiar la "asociación existente" entre el cuidado de los padres recibido durante la niñez, concretamente la atención recibida, la sobreprotección y el autoritarismo, y la aparición en edad adulta de determinados trastornos de ansiedad, como crisis generalizadas de ansiedad y algunos tipos específicos de fobias.

Además, el estudio ha buscado dilucidar si esta asociación varía según los países de procedencia de las personas en estudio, y si los factores culturales pueden intervenir en los resultados.

El estudio se ha llevado a cabo gracias a la colaboración de 8.232 participantes en el estudio ESEMeD, procedentes de Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Italia y España. Los participantes fueron entrevistados en su casa empleando un cuestionario que mide los trastornos mentales más comunes, y la percepción subjetiva sobre la relación afectiva recibida de los padres se midió con el PBI.

Pese a que la metodología empleada en este estudio no permite establecer una relación causal, los resultados obtenidos ponen de manifiesto que la falta de atención por parte de la madre está relacionada con todos los tipos de trastornos de ansiedad considerados y que, aún así, el efecto contrario, una sobreprotección materna excesiva, estaría asociada fundamentalmente con todas las diferentes patologías consideradas relacionadas con la ansiedad.

Estos hallazgos son consistentes y homogéneos para todos los participantes, con independencia de su país de procedencia, encontrándose en todos los casos que la carencia de cuidado de los hijos y la sobreprotección maternal suponen un factor de vulnerabilidad psicosocial para los futuros adultos.

Por este motivo, según el IMIM, conocer estos factores puede ayudar a establecer medidas dirigidas a las poblaciones más sensibles y, por otro lado, diseñar medidas estrategias político-sociales que permitan reforzar y educar en favor del papel fundamental del apoyo familiar en el desarrollo de los niños.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies