Una calculadora precisa el riesgo de muerte por insuficiencia cardíaca

Actualizado 16/01/2014 12:57:53 CET
Hospital Germans Trias i Pujol. Can Ruti.
Foto: HOSPITAL GERMANS TRIAS I PUJOL

BARCELONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Científicos han desarrollado una nueva calculadora que aumenta la precisión en el pronóstico del riesgo de muerte de los pacientes con insuficiencia cardiaca.

   Se trata de un proyecot desarrollado por investigadores del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) y del Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques (Imim).

   La herramienta, cuyo funcionamiento publica la revista 'Plos-One', tiene en cuenta variables clínicas y la concentración en sangre de proteínas que indican que el músculo cardíaco está sufriendo, ha informado este jueves el centro sanitario en un comunicado.

   La calculadora se ha desarrollado y validado a partir de la experiencia de la unidad de Insuficiencia Cardíaca del centro, y servirá para intensificar el seguimiento y tratamiento de los enfermos con peor pronóstico.

   Bautizada como Barcelona Bio Heart Failure Risk Calculator, posibilita determinar la esperanza de vida de los pacientes y saber el riesgo de muerte a uno, dos y tres años.

   Se trata de una herramienta más precisa porque por primera vez tiene en cuenta la concentración en sangre de tres proteínas que indican que el músculo cardíaco está sufriendo --ST2, NTproBNP y Troponina T de alta sensibilidad--, lo que permite afinar mucho mejor la idoneidad de la elección terapéutica en cada enfermo y en cada momento.

   Las otras variables que tiene en cuenta la calculadora, ya utilizadas por herramientas previas similares, son indicadores clínicos como la edad, el sexo, el nivel de cansancio, la función renal, la hemoglobina y la capacidad de contracción del músculo cardíaco, e indicadores de tratamiento como la dosis de diurético o la administración de betabloqueantes, vasodilatadores o estatinas.

INCAPAZ DE BOMBEAR

   La insuficiencia cardiaca es una situación patológica en la que el corazón es incapaz de bombear la sangre que le llega en la medida en la que lo tendría que hacer, lo que causa debilidad, cansancio y dificultad parar respirar.

   Se trata del desenlace de muchas enfermedades del corazón y una "epidemia" del siglo XXI en los países desarrollados, favorecida por el aumento de la expectativa de vida de la población general y por la mejora en el pronóstico de enfermedades como el infarto agudo de miocardio o la hipertensión.

   Los enfermos de esta patología, que tiene una incidencia en España es de un 7% en la población mayor de 45 años y de hasta un 16% en la población mayor de 75 años, ingresan frecuentemente en el hospital por descompensaciones y tienen un riesgo de muerte 5 veces superior al del resto de la población.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies