La Cámara de Terrassa se especializa en la internacionalización ante la caída de ingresos

Exterior De La Cámara De Terrassa
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 16:58:03 CET

TERRRASSSA (BARCELONA), 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comercio e Industria de Terrassa plantea una especialización en servicios de internacionalización para hacer frente a la eliminación de las cuotas obligatorias, sin abandonar otros ejes como la formación y el apoyo a los nuevos empresarios.

De este modo, el ente cameral afronta el descenso en sus ingresos que supondrá la eliminación de las cuotas obligatorias para las empresas, con una nueva estructura centrada en los servicios y a la espera de conocer el nuevo marco normativo que regulará a las cámaras españolas.

"Queremos proseguir en nuestra labor", ha afirmado este jueves el presidente de la Cámara de Terrassa, Marià Galí, que ha explicado que la institución ha elaborado un plan de viabilidad para afrontar los cambios presupuestarios y de modelo que se avecinan con la eliminación de las cuotas.

Por ello, la Cámara tendrá en la internacionalización su eje vertebrador y ampliará sus servicios, que hasta ahora suponen el 46% de sus ingresos frente al 54% proveniente de los recursos camerales de las cuotas.

Tras su eliminación total, la institución plantea también introducir cuotas voluntarias que junto al convenio marco firmado con la Generalitat para desarrollar proyectos para la administración pública deben garantizar la continuidad de estas entidades.

CONTEXTO ECONÓMICO

La transformación de la Cámara de Terrassa se desarrolla en un contexto económico en el que la demarcación mantiene una situación de recesión que se alargará durante el último trimestre del año, según el Informe de Coyuntura elaborado por la entidad y correspondiente al tercer trimestre de este año.

El documento pone de manifiesto que las empresas de la demarcación perciben una demanda interna deprimida y un progresivo aumento de la competencia, que sumado al incremento de los costes de producción y las dificultades para obtener crédito limitan la mejora de su situación.

Sin embargo, la actividad exportadora de la industria de la zona se mantiene durante este tercer trimestre, en el que el 72% de las empresas industriales han realizado operaciones de comercio internacional, un 48,3% la han mantenido respecto al trimestre anterior y un 17,5% la han reducido.

Frente a estas previsiones, la Cámara de Terrassa exige reformas estructurales como el cambio del modelo fiscal, la reducción del déficit público, la lucha contra las operaciones especulativas, menos intervencionismo y la flexibilización del marco laboral para generar ocupación.

El presidente de la Cámara, Marià Galí, se ha mostrado partidario de abrir el crédito a las empresas mediante el saneamiento del sector financiero, que depende de una inversión en viviendas que supone 2.000 millones de euros parados en el Vallès Occidental y 200.000 millones en España.

"Hacen falta reformas rápido y bien", ha dicho Galí, quien ha recordado que los organismos internacionales hace años que reclaman a España estos cambios y que tras las medidas de austeridad son necesarias las iniciativas de estímulo.