Can Framis homenajea al pintor Albert Ràfols-Casamada con 40 obras de su trayectoria

 

Can Framis homenajea al pintor Albert Ràfols-Casamada con 40 obras de su trayectoria

Pintura de Ràfols-Casamada 'El Taller' (1995)
CAN FRAMIS
Publicado 18/04/2016 14:30:57CET

   BARCELONA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El museo Can Framis de Barcelona de la Fundación Vila Casas ha homenajeado al pintor y poeta Albert Ràfols-Casamada en la exposición 'Ràfols-Casamada. Pintura', donde se exponen 40 obras que van de la segunda mitad del siglo XX y hasta los últimos años del artista.

   Comisariada por el crítico y historiador José Francisco Yvars, la exposición podrá visitarse a partir de este lunes y hasta el 17 de julio, ha explicado el especialista en la obra de Ràfols-Casamada este lunes en rueda de prensa.

   El objetivo de esta propuesta es mostrar los signos, colores y emotividad del artista: "Ràfols fue un pintor formalista, lírico emotivo, con un ego muy contenido y con un carácter muy silencioso, que le dio una veracidad en su obra poco habitual", ha anotado Yvars, amigo y conocedor de la obra del artista.

   "Albert fue un hombre cálido, tímido y opuesto a Tàpies, aunque coetáneo", ha continuado Ivars, que se encargó de la itinerancia internacional 'La pintura de Ràfols Casamada', que llegó a ciudades como México, Nueva York, Roma, París y Buenos Aires, entre otras.

"DEPURACIÓN FORMAL"

   Según Ivars, Ràfols-Casamada "es un pintor de cadencias plásticas, que entendía su arte como el acertijo intuitivo de un proceso de signos que sólo a través de la depuración formal conseguían liberarse como lenguaje artístico individualizado".

   "Él seleccionó su colección ideal y la mayoría se encuentra aquí", ha anotado el comisario sobre Ràfols-Casamadas, que murió en 2009 y cuya obra se exhibe en diferentes museos del mundo como el Pompidou de París, el Nacional de Arte Contemporáneo de México y la colección del Chase Manhattan Bank de Nueva York, entre otros.

   La exposición muestra "el núcleo de la trama, el color, la luz, la contruscción ocotogonal, donde la pintura juega con el color, como lo hacía Tiziano con las machas pictóricas", ha continuado Yvars.

   "A Albert le habría gustado porque es una exposición pensada. Él me lo discutía todo", ha expresado Yvars, autor del libro 'Visió i signe' sobre Ràfols-Casamada, que puso la condición de que fuera en el espacio de Can Framis.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies