Cáritas lamenta las "medidas anticrisis inequitativas" adoptadas mientras crece un 5% su atención

'Cáritas De Barcelona Presenta Su Atención A Personas En 2011'.
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 14:43:05 CET

Unas 55.500 personas acuden a la entidad en 2011, el 29% derivadas de los servicios públicos

BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El número de personas atendidas por Cáritas en Barcelona y su área metropolitana ha crecido un 5% en 2011 y se ha situado en los 55.500 beneficiarios, en un contexto de recortes sociales y de adopción de "medidas anticrisis inequitativas" que han representado un paso atrás en el Estado del bienestar.

Así lo ha explicado este miércoles en rueda de prensa el director de Cáritas, Jordi Roglà, quien ha reclamado la adopción de un pacto consensuado en favor de la ocupación y de la creación de empleo para revertir una tendencia alcista de la pobreza y una cronificación e intensificación de la misma.

Roglà ha recordado que el 23,7% de los catalanes son pobres, afectando a personas que nunca pensaron que llegarían a esta situación, y ha señalado que actualmente se está produciendo un "retorno a épocas pasadas" en las que la beneficiencia que se lleva a cabo está dando pie a la creación de situaciones de dependencia.

"Echamos de menos una respuesta a esta emergencia" de forma urgente, ha indicado, en un contexto en el que el número de personas que llegan a Cáritas derivadas por los servicios públicos ha aumentado y representa ya el 29% del total.

En total, y con datos hasta el 30 de noviembre, Cáritas ha destinado este año 3,26 millones de euros a la atención de necesidades básicas como vivienda, alimento y ropa, que han facilitado también la provisión de comida a 149.000 personas entre las diferentes diócesis de Barcelona, Sant Feliu y Terrassa.

EL 28% POR PRIMERA VEZ

De las 55.500 personas atendidas personalmente por el equipo de Cáritas, independientemente de los receptores de alimentos, el 28% acudió a la entidad por primera vez, el 68% no tiene empleo, el 36% son menores de 17 años y crece la atención a las personas nacidas en España --el 39% del total de ayudas, y que representan ya la mitad de las nuevas atenciones--.

Consecuencia de todo ello, Cáritas ha constatado la "desesperación" de las familias, que expresan sentimientos de rabia, impotencia y vergüenza por tener que pedir ayuda, ya que lo que solicitan es trabajo para mantener a sus familias mediante su esfuerzo y no la beneficiencia, ha explicado la jefa de Acción Social de la Diócesis de Terrassa, Pilar Taché.

"La sociedad ya no es solidaria, es generosa", ha expresado Roglá, además de señalar que la situación de fractura social no se ha producido gracias a las redes familiares que se están haciendo cargo de buena parte de los problemas detectados.

El 88% de los fondos que destina Cáritas a la atención de personas en dificultades provienen de las donaciones privadas, por lo que han convocado para este domingo una nueva colecta en las diferentes parroquias bajo el lema 'Un NO para nadie'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies