Carles Agustí apostará por una candidatura con ERC y vecinos si es alcaldable del PDeCAT en Barcelona

Carles Agustí (PDeCAT)
EUROPA PRESS
Publicado 20/03/2018 13:18:48CET

   Ve "matemáticamente seguro" ganar las municipales con esta confluencia

   BARCELONA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El precandidato del PDeCAT para las municipales en Barcelona Carles Agustí ha asegurado este martes que, si gana las primarias del partido, apostará por una "candidatura soberanista, independentista y vecinal" que incluya a ERC y movimientos que no compartan la gestión del Gobierno de Ada Colau.

   "Si todo este conjunto de partidos, plataformas y asociaciones de vecinos confluimos en una candidatura, incluida ERC, es matemáticamente seguro que esta candidatura, la lidere quien la lidere, ganará las elecciones", ha asegurado en rueda de prensa, pero ha advertido de que la victoria no está asegurada si ERC descarta esta opción.

   "Estamos condenados y obligados, en positivo, a confluir bajo este paraguas", según Agustí --que compite con la exconsellera Neus Munté en las primarias--, y ha añadido que el nombre debería debatirse más adelante, aunque ha citado Junts per Barcelona.

   Preguntado por el alcaldable de esta eventual candidatura conjunta, ha resaltado que antes deben celebrar las primarias y después abordar estos asuntos, que requerirían sacrificios, aunque el PDeCAT haría valer el resultado de su proceso para elegir candidato, porque sería una de las mayores organizaciones de la confluencia, según él.

JOAQUIM FORN

   A preguntas de los medios, ha celebrado que se abra una "brecha de esperanza que parecía que no existía" con la petición del fiscal del fiscal del Tribunal Supremo (TS) Fidel Cadena de excarcelar al exconseller y exportavoz del PDeCAT en el Ayuntamiento, Joaquim Forn, bajo fianza de 100.000 euros.

   Sin embargo, cree que lo justo sería que Forn estuviera en la calle y no en prisión preventiva "no se sabe muy bien por qué", y que después no le juzgaran.

CRÍTICAS A COLAU

   Agustí ha criticado que Colau ha convertido el Ayuntamiento en una "agencia de comunicación" porque no tiene proyecto más allá de la equidistancia, ya que ve traicionado el modelo con que se presentó a las elecciones, porque los desahucios y la desigualdad ha aumentado, según él.

   En cambio, ha dicho que su proyecto --con el lema 'Obrim Barcelona'-- pretende reabrir el Ayuntamiento a los ciudadanos y Barcelona al mundo y a las oportunidades en base a seis ejes: la regeneración democrática, la internacionalización --ve que Barcelona ha desaparecido de la escena internacional y "debe volver al mundo"--, la justicia social, los barrios, la gestión y Catalunya.

   Ha defendido que hacer política no es sólo comunicar, sino también gestionar, y que la campaña electoral no será normal dada la situación de Catalunya, porque se debe trabajar por la restauración democrática tras una vulneración de derechos ante la que no se puede ser equidistante.

   Para él, "Barcelona debe ponerse al servicio del Govern, del legítimo y del que surja, liderar estas reivindicaciones nacionales" y ayudar a hacer efectivo el resultado del referéndum del 1 de octubre.

   Ha defendido que el Govern debe constituirse pero que, más allá de este, debe haber una acción política en la calle y del "Govern legítimo en Bruselas" para garantizar que el proceso soberanista sigue, y ha sostenido que nunca se debe dejar la calle, porque sólo la presión puede solucionar la situación de Catalunya y de los independentistas encarcelados.

   Preguntado sobre conectar el tranvía, ha optado por posponer el asunto porque acordaron no hacer campaña mientras recogen avales, aunque ha dicho que es un debate importante pero que Barcelona no puede centrarse sólo en el tranvía, y ha criticado irónicamente al Gobierno de Colau: "Como no hay proyecto, ahora nos cogemos al tranvía y hacemos como si fuera el Fòrum de les Cultures".