Carles Agustí (PDeCAT) propone un "sueldo digno" en Barcelona y descentralizar hacia los barrios

Carles Agustí (PDeCAT)
EUROPA PRESS
Publicado 17/04/2018 13:19:06CET

   Reafirma su apuesta por una confluencia independentista bajo el paraguas 'Junts per Barcelona'

   BARCELONA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El candidato de las primarias del PDeCAT para elegir alcaldable para Barcelona Carles Agustí ha asegurado este martes que, si las gana, trabajará por un "sueldo digno de ciudad" de al menos 1.000 euros y por una descentralización hacia los barrios.

   En un encuentro con periodistas, ha abogado por un sueldo mínimo de 1.000 euros en 14 pagas acordado con sectores y entidades --ha recordado que no es competencia del Ayuntamiento--, y por una "segunda descentralización de Barcelona", hacia los barrios, tras una primera realizada hacia los distritos.

   Ha insistido en su apuesta por articular una candidatura que englobe a los partidos independentistas y a movimientos vecinales que quieren un cambio en Barcelona tras este mandato de Ada Colau, y ha reiterado que "Junts per Barcelona' sería el nombre ideal", siguiendo el modelo de JxCat, para traspasar fronteras de partido.

"SALIMOS A GANAR"

   Agustí, que se bate en las primarias con la exconsellera Neus Munté en unas votaciones que se celebrarán del viernes 11 al sábado 12 de mayo, ha asegurado: "Salimos a ganar. Creemos que tenemos posibilidades".

   Preguntado por si ha hablado con Munté sobre si el perdedor se integrará en la lista del ganador de las primarias, ha dicho que no lo han comentado, y ha apostado por esperar a celebrar las votaciones, aunque "no se puede menospreciar la fuerza que haya logrado el otro candidato".

PIDE INVESTIR A PUIGDEMONT

   "No podemos hacer un campaña municipal normal" con soberanistas presos --incluido el antiguo portavoz del grupo municipal Joaquim Forn--, con el artículo 155 de la Constitución y sin una democracia real en Catalunya, según él, que ha abogado por investir al expresidente Carles Puigdemont por dignidad, ha dicho.

   Así, ha defendido abrir el Ayuntamiento a los vecinos y la ciudad al mundo, al área metropolitana y a Catalunya, con un modelo basado en la gestión, la internacionalización y la justicia social, pero sin "abstraerse" de la situación política y el proceso independentista.

   Ha dicho que Colau no gestiona "muchos incendios" que han surgido en la ciudad durante su mandato, y ha asegurado que la alcaldesa y su ejecutivo no tienen proyecto, sino que ha convertido el Ayuntamiento en una agencia de comunicación, porque el que defendía se ha desdibujado.