Carles Porta reivindica el amor para una "nueva humanidad" en el último filme de Bigas Luna

Los actores Andrés Bastista, Rachel Hurd-Wood e Ibrahim Mané y Sergi López
Europa Press
Actualizado 06/10/2015 13:27:13 CET

"No se puede defender una nueva Humanidad basada en la economía y el odio, sino en el amor"

BARCELONA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El productor y director Carles Porta revive a Bigas Luna con la conclusión y estreno este viernes del último proyecto iniciado por el cineasta barcelonés 'Segon Origen', una película que versa sobre el amor y la reconstrucción de una "nueva humanidad", basada en la novela 'Mecanoscrit del Segon Origen', escrita en 1974 por Manuel de Pedrolo.

En una entrevista de Europa Press, Porta ha defendido que el proyecto lleva la firma de los dos, y si bien los fundamentos son de Bigas Luna, en la última parte del proyecto su papel es más destacado, y ha añadido: "Tuvimos una relación de discípulo y maestro, y cuando murió recapitulé, y recordé que siempre me decía que yo podría dirigir".

"Yo era la persona que estaba más cerca del proyecto, con quién lo había creado, así que acabé el edificio y lo hice mío", ha explicado Porta, que considera que el mejor homenaje a Bigas Luna ha sido terminar el filme e incluir referencias al cineasta a lo largo de la cinta, lo que ha denominado momentos Bigas Luna.

No obstante, ha avisado de que quién espere encontrar una película de Bigas Luna no la encontrará: "Encontrará a Carles Porta. Yo no puedo ser Bigas Luna; soy Carles y he aprendido mucho de Bigas y he querido continuar el proyecto".

La novela en la que está basada "es solamente el punto de partida de la película, no una soga", ha dicho, ya que la adaptación es totalmente libre siempre produciendo en el espectador una sensación igual a la que deja el libro.

EL CAMP NOU, UN "GRAN COLISEO MUNDIAL"

Sobre la localización de una destacada escena en medio de un Camp Nou derruido, Porta ha defendido que es un "gran coliseo mundial", y el hecho de que lo que sucede allí tenga un papel fundamental en el origen de la humanidad hace que la película sea más global.

También la presencia de la hoz tiene un destacado simbolismo que remite a la revolución, mensaje subyacente del filme: "La película es una metáfora de lo que sucede hoy en día: no se ha cambiado nada en la humanidad sin revoluciones y sin sangre. Una revolución implica sacrificio".

Porta ha asegurado que el mensaje de la película avisa claramente de que "no se puede defender una nueva humanidad basada en la economía y el odio, sino en el amor, que es lo que representa el personaje de Alba como gran madre universal".

La protagonista Rachel Hurd-Wood ('El perfume') ha explicado que el doblaje se realizó durante tres días enteros en un estudio y que fue leyendo fonéticamente frase por frase: "Pero sabía el significado de todo".

La actriz ha apuntado que uno de los mayores retos de su papel ha sido "hacer un buen trabajo", pero también el hecho de haber pasado meses lejos de su hogar, en Londres, y de que a su alrededor no se hablara inglés como primera lengua.

Sobre su papel como presuntamente única superviviente de la Tierra, la actriz ha asegurado que "sería muy difícil no volverse loca", y ha dicho que si le hubiera tocado a ella vivir este episodio seguramente habría llorado mucho más y hubiera comiendo chocolate de encontrarlo, ha bromeado.

El personaje de Dídac ha tenido vida de la mano de los actores debutantes Andrés Bastista e Ibrahim Mané, quienes han asegurado haber pasado mucho frío en las escenas de agua, además de haberles costado entrar en el personaje: "Lo más difícil ha sido ponerme en el papel e interpretar el miedo", ha dicho Batista, mientras que Mané ha remarcado también la dificultad de rodar escenas en inglés.

NUEVOS PROYECTOS

Después de este proyecto, Porta proyecta una 'telemovie' sobre la vida de Enric Granados que "tuvo una vida como la historia del Titanic", y también le gustaría hacer una película sobre Josep Trueta, el hombre que más vidas salvó en las guerras del siglo XX.

"Son historias muy locales que tienen una perspectiva internacional impresionante. No me da vergüenza hacer historias de casa, es nuestra obligación como cineastas", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies