Carles Puigdemont: "El poder judicial en España no está separado del poder político"

Carles Puigdemont en un vídeo difundido en un acto en Reus
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2018 14:44:22CET

   Pide una reforma del sistema judicial para que gane en "independencia"

   BARCELONA, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El candidato de JxCat a la Presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado este miércoles que "el poder judicial en España no está separado del poder político", y ha puesto como ejemplo la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut y el encarcelamiento de líderes soberanistas.

   "No hay separación de poderes y no se genera seguridad jurídica ni a lo inversores ni a los ciudadanos. Es un punto muy débil en la estructura democrática que nadie ha querido ha abordar", ha defendido en una entrevista a diario16.com recogida por Europa Press.

   Ha asegurado que el 58% de ciudadanos en España siente poca o ninguna confianza en la justicia, "mientras que este dato en Holanda no llega al 34%".

   "En España solo hay un 6,6% que tiene mucha confianza en la justicia, en Suecia es del 18,6 y en Alemania el 17. Esto no es casualidad, esto tiene que ver con la realidad del sistema", concluye Puigdemont, que expone que son datos del Informe Greco sobre corrupción.

   Puigdemont diagnostica que hay muy buenos profesionales en el mundo de la justicia, pero concluye que el problema es que las cúpulas están politizadas y que es imprescindible reformar el sistema judicial para garantizar "su independencia".

LOS PRESOS SOBERANISTAS

   Ha lamentado la situación de los presos soberanistas, asegurando que todos tienen una acreditada trayectoria pacifista, por lo que ha concluido que deberían ser excarcelados: "¿Quién ha visto a Junqueras utilizando un argumento de violencia en su vida?".

   Puigdemont también ha defendido que son "presos políticos" porque, a su juicio, el juez del Tribunal Supremo ha decidido denegarles la libertad provisional porque sus ideas siguen siendo favorables a la independencia de Catalunya.

   "Cuanto antes se asuma esta realidad --que hay presos políticos--, antes podremos resolver el conflicto", y ha asegurado que esta situación sería impensable, por ejemplo, en el Reino Unido.

CORRUPCIÓN E IDEOLOGÍA

   Puigdemont ha dicho que la corrupción es un problema en España y que el partido en el que empezó su carrera política, CDC, también la protagonizó, pero ha defendido que se han asumido "responsabilidades" y se han tomado decisiones en la línea correcta --en alusión implícita a que CDC se disolvió para refundarse en el PDeCAT--.

   Preguntado por su ideología, ha asegurado que no es ni de izquierdas ni de derechas: "Siempre he sido progresista y he compartido más la socialdemocracia que el liberalismo, pero la socialdemocracia hoy está colapsada y ha renunciado al rol transformador".