Carmen Machi reflexiona sobre la vanidad del artista en la comedia 'La autora de Las Meninas'

 

Carmen Machi reflexiona sobre la vanidad del artista en la comedia 'La autora de Las Meninas'

Contador
Presentación de 'La autora de Las Meninas'
EUROPA PRESS
Publicado 20/04/2017 13:48:33CET

BARCELONA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La actriz Carmen Machi da vida a una monja copista en la comedia distópica 'La autora de Las Meninas', en la que el autor del texto y director Ernesto Caballero reflexiona sobre la vanidad del artista y la relación de los estados con el patrimonio artístico a través del encargo de una copia de 'Las Meninas', ha explicado este jueves en rueda de prensa.

La obra, que se estrena este sábado en el Teatre Goya de Barcelona tras una serie de funciones previas en varias localidades españolas, se sitúa en un futuro 2037 en el que sin Unión Europea ni euro y bajo el gobierno de un partido populista, el Estado encarga a una monja una copia del cuadro para venderla a una monarquía del petróleo y subsanar la deuda externa.

Caballero ha afirmado que uno de los aspectos que le impulsó a escribir la obra es observar como en el Debate del Estado de la Nación ningún partido habla "ni dos segundos" de la cultura y no se pone en valor su papel.

Machi está acompañada en escena de Mireia Aixalà, que encarna a la directora de El Prado que encarga la copia y tiene conflictos consigo misma por ello, y de Francisco Reyes, un vigilante que despierta en la monja la búsqueda de una voz propia como artista.

La vanidad del artista es uno de los elementos que subyacen en la trama, de la que Caballero ha alertado que puede ser el "principal enemigo" de la creación si acaba en el ensimismamiento, mientras que Machi ha afirmado que no es mala si se sabe gestionar y que la obra refleja hasta dónde puede llegar si no se hace.

Caballero ha afirmado que eligió 'Las Meninas' por tratarse de una obra con elementos identitarios, ser un 'making of' de un cuadro, con una puesta en escena teatral, hablar de la sociedad de su tiempo y ser el "emblema" de El Prado.

Asimismo, ha explicado que escogió una monja como protagonista para representar una actitud artesanal inicial desprendida de toda vanidad y cómo descubre su pulsión de artista de vanguardia: "Me hacía gracia que una monja se convirtiera en Marina Abramovic", ha bromeado, señalando que los artistas contemporáneos suelen tener una enorme teatralidad.

El director ha subrayado que hace un recorrido de "forma jocosa" de las artes plásticas desde las vanguardias a la actualidad, a lo que ayuda las proyecciones de la escenografía elaborada por Paco Azorín, y es una mirada socarrona al papel del artista.

La pieza, una coproducción del Goya y el Centro Dramático Nacional, se podrá ver en el Teatre Goya hasta el 4 de junio y posteriormente viajará a Madrid.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies