Carrizosa (Cs) dice que seguirán con la campaña de retirada de "símbolos políticos" en los espacios públicos catalanes

El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa
Europa Press
Publicado 13/08/2018 15:34:04CET

BARCELONA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha anunciado que su partido continuará con la campaña de retirada de símbolos políticos como pancartas, 'estelades' y lazos amarillos en los espacios públicos de los municipios en los que "el gobierno no hace nada", aunque ha insistido que solo intervendrán en el caso de que su petición de retirada sea ignorada.

Asimismo, en rueda de prensa este lunes, ha asegurado que su formación se plantea denunciar al alcalde de Reus (Tarragona), Carles Pellicer, por prevaricación si hace una denuncia falsa, ya que éste, tras la retirada por parte de miembros de Cs de una pancarta en la fachada de su Ayuntamiento, volvió a colocarla minutos después.

"Las fachadas de ayuntamientos no tienen libertad de expresión, ni las papeleras, ni las farolas", ha sentenciado Carrizosa, quien ha pedido que se cumpla con la ley y ha asegurado que la retirada de simbología por parte de algún vecino es un acto de libertad, ya que de lo contrario se están vulnerando sus derechos.

SEGURIDAD EN BARCELONA

Preguntado por las 38 detenciones que realizaron los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona en la madrugada del pasado domingo, el dirigente de Cs ha apuntado que en la capital catalana "no hay la mínima seguridad" y ha advertido que esas detenciones se han realizado debido a la presión ciudadana.

También ha acusado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y a la de Madrid, Manuela Carmena, de que con sus mandatos "se haya exacerbado el fenómeno de los manteros" en ambas ciudades y les ha pedido que hagan cumplir las normas y que protejan a los comerciantes y autónomos que pagan impuestos.

Por último, Carrizosa ha valorado la política migratoria del Gobierno, a quien ha instado a liderarla a nivel europeo y "garantizar una actuación coordinada" en lugar de lo que ocurre ahora, que ha señalado que es una subasta a la inversa para ver qué puerto da acogida a los barcos de las ONGs que salvan refugiados del Mediterráneo.