Catalunya cumple con Kyoto y emite ahora el mismo CO2 que en 1995

Actualizado 09/04/2014 17:30:37 CET
Efectos Peligrosos Del Cambio Climático Ya Se Notan En El Ártico
Foto: CSIC

BARCELONA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

Catalunya ha logrado cumplir con el límite de emisiones de gases con efecto invernadero que marcaba el protocolo de Kyoto, al emitir ahora 30,7 millones de toneladas de CO2 equivalentes.

   Se trata del mismo nivel de emisiones que en 1995, ha informado este miércoles la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat.

   Los últimos datos, referentes a 2011, indican que en el último año Catalunya logró reducir un 4% adicional sus emisiones, el cuarto descenso anual consecutivo desde 2008, mientras que en el conjunto de España las emisiones subieron un 0,4%.

   En números absolutos, Catalunya emite ahora 45,9 millones de toneladas de CO2 equivalente, de las que el 34% corresponde a las instalaciones sujetas a la directiva de comercio de derechos de emisión --169 instalaciones-- y el 66% restante a sectores difusos como el transporte, los residuos, la agricultura y otras instalaciones no reguladas en la directiva.

   "El cambio climático preocupa al Govern, y por eso está preparando el anteproyecto de ley de cambio climático", ha asegurado el secretario de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Enric Llebot, en la presentación del cuarto informe sobre los objetivos de Kyoto.

   Las emisiones han seguido una evolución creciente desde 1995 hasta marcar el máximo histórico en 2005 --más de 55 millones de toneladas--, una tendencia que se ha revertido como consecuencia de las mejoras estructurales de eficiencia energética, aunque también de forma muy notable por los efectos de la crisis.

   Las emisiones por cápita se sitúan ahora en las 6,1 toneladas de CO2 equivalente, mientras que en el conjunto de España son 7,6 y en la Unión Europea (UE) hasta 9,1.

   El 77% de los gases de efecto invernadero están asociados a la quema de combustibles fósiles, sobre todo por la energía que se produce mediante ellos, ya sea para el transporte, la generación de electricidad o el uso doméstico, ha precisado la Generalitat.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies