Catalunya registra 1.012 casos de maltrato infantil en seis meses

La consellera de Bienestar Social y Familia, Neus Munté
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 08/08/2014 11:40:37 CET

Munté recuerda que cada vez se detectan más casos porque hay "más herramientas" de detección

BARCELONA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) ha detectado 1.012 casos de maltrato infantil en Catalunya en los primeros seis meses del año, 537 en el primer trimestre y 475 en el segundo.

   Estos nuevos casos detectados han elevado la cifra total de niños catalanes separados de sus familias por haber recibido maltratos a 4.538.

   Según ha explicado en una entrevista de Europa Press la consellera de Bienestar Social y Familia de la Generalitat, Neus Munté, "cada vez afloran más casos porque hay más y mejores herramientas de detección", por lo que ha desvinculado el aumento de casos de la crisis económica.

   "Es una realidad que existe y debemos afrontar y abordar con naturalidad", una estrategia que la Generalitat también aplica al maltrato de otros colectivos vulnerables, como los discapacitados y los ancianos.

   De los 4.538 niños separados de sus familias, el 69,5% ha estado en riesgo por negligencias, el 12,2% ha sufrido maltratos emocionales, el 6,8% físicos, el 4,7% maltratos prenatales, el 3,9% ha sido abandonado, el 1,3% sometido a abusos sexuales y otro 1,3% ha sido víctima de explotaciones laborales o sexuales.

   "Ahora tenemos un sistema de detección muy bueno pero lo que debemos potenciar las herramientas preventivas", ha admitido Munté, que ha destacado que el maltrato infantil no distingue de sexos y afecta por igual a niños y niñas.

PROTOCOLO

   La Conselleria que lidera Munté y la de Enseñanza de la Generalitat firmaron en 2012 un protocolo para reforzar la detección del maltrato infantil en las escuelas catalanas, especialmente en la localización de factores de riesgo en los alumnos.

   El protocolo asegura unos circuitos administrativos y técnicos entre el ámbito educativo y el de protección de la infancia que incluye las escuelas como uno de los espacios donde los niños desarrollan una parte importante de su actividad y donde el conocimiento de su situación familiar es clave a la hora de prevenir, detectar y ayudar a los alumnos en las necesidades no cubiertas por sus familias.

   Las observaciones realizadas por los docentes pueden ser introducidas en el simulador que Bienestar Social tiene disponible en su web para determinar si el riesgo de maltrato es leve, moderado o grave.

   El nivel de riesgo aparece a partir de introducir diferentes observaciones sobre el aspecto físico del alumno, el aspecto emocional, su comportamiento, desarrollo y aprendizaje y la relación con sus padres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies