Catalunya tendrá 650 profesionales nuevos de salud mental, reforzando la atención primaria

M.Peñarrubia, P.Magrinyà, D.Elvira, C.Molina y L.Lalucat
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2018 14:55:37CET

Las hijas de padres sin estudios tienen cuatro veces más de riesgo de sufrir trastornos mentales

BARCELONA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud de la Generalitat ha contratado a 650 profesionales de salud mental en un año --un 20% de otras comunidades autónomas-- para aumentar la detección y atención de casos leves desde los centros de atención primaria (CAP) y ahondar en la recuperación y la reinserción social de los casos graves, completando el despliegue de una cartera de servicios que se inició en 2007 y se paralizó por la crisis.

En rueda de prensa este jueves, el director del Servei Català de la Salut (CatSalut), David Elvira, ha explicado que han querido dar un giro al enfoque que tenía tradicionalmente este ámbito, muy reactivo a la demanda y "muy hospitalario, con unidades de larga estancia desvinculadas de la comunidad que dificultan mucho la posterior reinserción", y aportar un enfoque sociosanitario.

Así, han apostado por potenciar las capacidades de los pacientes y reforzar la acción comunitaria: de los 650 profesionales nuevos --entre psiquiatras, psicólogos clínicos y enfermeras especializadas--, 200 estarán en atención primaria, triplicando los que había antes, y 175 trabajarán en equipos que acompañarán a casos graves o de personas vulnerables, duplicando los anteriores.

Elvira ha asegurado que se trata de contrataciones estables, hasta el punto de que han atraído a personas de otras comunidades autónomas --el 20%, sobre todo psicólogos--, y que el resto se incorporarán a diferentes servicios que se han creado o reforzado --por ejemplo, adicciones a nuevas tecnologías-- siguiendo un enfoque que contempla la situación socioeconómica: "Los problemas de salud mental tienen edad, tienen género y tienen clase social", ha reflexionado.

ANSIEDAD Y DEPRESIÓN

En concreto, la Encuesta de Salud de Catalunya de 2017 ha detectado que los hijas de personas sin estudios o de nivel primario tienen cuatro veces más probabilidad de sufrir trastornos mentales que las de padres universitarios --tres veces en el caso de los niños--, y que los hombres en paro tienen el doble de tasa de mortalidad por suicidio que los que cobran más de 18.000 euros anuales.

Este informe detalla que el 6,2% de los catalanes mayores de 14 años puede sufrir ansiedad o depresión, especialmente las mujeres, con una probabilidad que "se duplica en las personas de clase baja", ante lo que Elvira ha reflexionado sobre el impacto que ha tenido la crisis en la salud mental de las personas vulnerables, a la vez que ha sido el único ámbito en salud que no ha mantenido los estándares.

EQUIPOS EN CAPS

Desde la atención primaria, se utiliza un nuevo modelo aprobado en marzo de 2017, que aumentará la atención y especialización desde la atención primaria para evitar la medicalización y reducir los fármacos en los casos leves, además de garantizar una gestión compartida en salud física y mental de los más complejos, incluyendo la posibilidad de hacer visitas domiciliarias.

En 2018, habrá equipos de salud mental integrados en los CAP --a los que acudirán una vez a la semana o a la quincena--, especializados en casos de adultos, infantiles y adicciones, con un enfoque que ha demostrado reducir un 43% las derivaciones a centros de salud mental y ha reducido la espera para una primera visita de 62 a 15 días.

En los casos de trastornos mentales graves, se han aumentado los profesionales de los equipos territoriales que gestionan los casos, uniendo salud mental con trabajadores sociales y educadores, y con un grupo que trata de ser un referente para los pacientes, mejorando la continuidad de la atención y el tratamiento e impulsando su autonomía y capacidad funcional, con un tipo de atención que "ha reducido un 55% las hospitalizaciones, y, por lo tanto, también las recaídas".