La CCMA mantiene su petición de 7 años de cárcel para un técnico de TV3 por filtrar datos

Juicio a un técnico de TV3 acusado de revelación de secretos
EUROPA PRESS
Publicado 30/06/2016 17:17:39CET

   Le acusa de acceder al mail de directivos y difundir uno con los sueldos de los empleados

   BARCELONA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) ha mantenido al término del juicio que se ha celebrado este jueves en la Ciutat de la Justícia su petición de siete años de cárcel para un técnico de TV3 acusado de acceder ilícitamente al correo electrónico de directivos de la entidad y le atribuye dos delitos de revelación de secretos.

   En su intervención, el letrado de la CCMA ha defendido que no es una petición "caprichosa" y cree que en la vista han quedado acreditados numerosos indicios de que fue el técnico de posproducción de la cadena Gustavo C. el que accedió a lo largo de 2012 a las cuentas sirviéndose de medios técnicos para intentar no dejar rastro.

   El fiscal, que pide para el acusado idéntica pena de cárcel, ha reconocido que no hay pruebas inequívocas de que haya sido él --como fotografías o huellas dactilares-- pero sí un conjunto de inicios (horarios de conexión, horarios laborales, instalación de programas en los ordenadores, etc.) que apuntan a que sólo pudo ser él quien filtró los datos.

   Le acusa de haber entrado en los buzones del que era presidente del Consejo de la CCMA, Brauli Duart, --que renunció temporalmente al cargo en abril por motivos de salud-- y del entonces director de TV3 Eugeni Sallent, y también de entrar en el correo del que el jefe directo del acusado; los tres han declarado este jueves en juicio y han confirmado que alguien había accedido a sus cuentas de correo profesionales.

   Además de acceder a los correos, Gustavo C. presuntamente reenvió desde la cuenta de Duart un mail a 80 cuentas de servicios y trabajadores de TV3 con datos laborales y salariales de trabajadores de CCMA, TV3 y Catalunya Ràdio; una información que estaba siendo reclamada por el comité de empresa ante el riesgo de recortes en aquellos meses y a la que no tenían acceso.

   El acusado ha negado en su declaración ser el autor de los hechos, y lo ha hecho a preguntas de su abogado, Carlos Sánchez Almeida, pues se ha acogido a su derecho a no responder a las preguntas del fiscal y de la acusación particular (CCMA).

EL "CULPABLE PERFECTO"

   Su abogado, en su exposición final, ha valorado que no hay pruebas para acusarle y ha reprochado al fiscal y a la acusación que pidan la barbaridad --ha dicho literalmente-- de siete años de cárcel: "Era el culpable perfecto, era el que sabía de informática", ha dicho en referencia a su titulación de ingeniero superior de Telecomunicaciones.

   Los agentes de los Mossos d'Esquadra encargados de la investigación y los peritos de la acusación han coincidido en que no hay equívocos de que Gustavo C. fue quien accedió a los correos, a diferencia de los peritos de la defensa que han sostenido en la vista que no se puede demostrar que haya sido él.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies