Cerca de un millón de catalanes comerá la coca de Sant Joan fuera de su localidad

 

Cerca de un millón de catalanes comerá la coca de Sant Joan fuera de su localidad

Actualizado 22/06/2006 20:59:20 CET

Bomberos, Policía y emergencias médicas reforzarán sus dispositivos

BARCELONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de un millón de catalanes comerá la coca de Sant Joan fuera de su localidad. Teniendo en cuenta las previsiones del Servei Català de Trànsit (SCT), medio millón de vehículos saldrá del área de Barcelona a partir de mañana por la tarde, mientras que otros 100.000 lo harán del resto de Catalunya.

Los principales problemas tendrán lugar cerca de Barcelona, la autopista AP-7 y las carreteras que enlazan con la costa. Aparte de las medidas especiales que son habituales en ocasiones similares, una de las novedades de este año será la prohibición de circular a los camiones en varios tramos de autopistas y autovías de la red catalana. En total, los Mossos d'Esquadra de tráfico realizarán unos 550 controles de velocidad, alcoholemia, transporte

Por su parte Cercanías Renfe ofertará 28.000 plazas adicionales hacia las comarcas del Garraf y el Maresme (Barcelona). En concreto, duplicará la capacidad de los convoys desde las 18 horas del viernes desde Barcelona y a partir de las 8 de la mañana para regresar a la capital catalana.

Además, circularán cuatro trenes especiales, dos el viernes por la noche y dos más el sábado por la mañana, que dispondrán de 4.000 plazas. A las 23.45 horas saldrá un tren desde Barcelona-Sants a las 23.45 horas y llegará tres cuartos de hora después a Mataró. Poco después, a las 23.55 horas, saldrá de la misma estación un convoy hacia Vilanova i la Geltrú, que llegará a las 00.43 horas. El sábado por la mañana saldrán un tren desde Vilanova, a las 5.42 horas, y otro desde Sant Vicenç de Calders, a las 5.20 horas.

También Ferrocarrils de la Generalitat reforzará el servicio por Sant Joan. En concreto, circularán trenes durante toda la noche en las líneas urbanas y suburbanas, entre Barcelona y Sabadell y entre Barcelona y Sant Boi de Llobregat.

En las líneas urbanas L6-Reina Elisenda y L7-Avinguda Tibidabo circulará un tren cada cuarto de hora. A Sabadell y Terrassa circularán trenes cada 45 minutos en ambos sentidos y hasta Sant Cugat del Vallès cada 25 minutos. Finalmente, en la línea L8-Sant Boi, habrá trenes cada 20 minutos.

HOGUERAS Y PIROTECNIA.

Además, de la coca, la otra gran tradición, las hogueras, petardos y cohetes, también preocupa a las autoridades. Por ello, han pedido a los padres de menores que les vigilen en el uso de material pirotécnico y la participación en hogueras para evitar quemaduras y accidentes. Igualmente, también hay peligro de incendio forestal debido a la fuerte sequía.

En cuanto a material pirotécnico, se han vendido alrededor de un millón de kilos brutos de pólvora, más o menos igual que el año pasado, según datos de los fabricantes.

Los fuegos se encenderán a partir de mañana en muchas localidades cuando llegue la tradicional 'Flama del Canigó' desde la Catalunya norte. La llama, además, llegará al Parlament de Catalunya al mediodía, cuando será recibida oficialmente por el presidente de la Cámara, Ernest Benach.

REFUERZO DE BOMBEROS.

Aunque cada año hay menos heridos, ya que en 2004 hubo 246 atendidos por los servicios médicos y el año pasado 205, los servicios de emergencias, tanto sanitarios como de extinción de incendios y policiales, reforzarán sus dispositivos.

En cuanto a los incendios forestales y de mobiliario urbano debido a cohetes, petardos u hogueras mal apagadas o descontroladas, los Bomberos de la Generalitat reforzarán su dispositivos.

Los Bomberos de la Generalitat aumentarán en un 50% la plantilla de un día habitual y los turnos se alargarán hasta la medianoche del día 23 al 24. En este sentido, Lanau recordó que en los dos últimos meses casi no ha llovido, lo que implica una fuerte sequía, aunque adelantó que hay algunas previsiones meteorológicas que apuntan a posibles lluvias el fin de semana de la verbena.

Además, según datos de la Conselleria de Interior, los Bomberos realizaron cerca de un millar de salidas y el teléfono de emergencias 112 recibió más de 9.000 llamadas, sobre todo antes de la medianoche. De estas llamadas el 80% requirieron los servicios policiales o de bomberos, mientras que los sanitarios sólo intervinieron en el 18,34% de las llamadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies