(Ampliación) Carod acusa a Maragall de someterse al pacto 'psoevergente' y a la presión de sectores económicos

 

(Ampliación) Carod acusa a Maragall de someterse al pacto 'psoevergente' y a la presión de sectores económicos

Actualizado 11/05/2006 22:11:12 CET

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, acusó esta tarde al presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, de actuar por "sometimiento" al pacto 'psoevergente' y a la presión de sectores económicos a los que la presencia de los republicanos en determinadas áreas de Gobierno resultaba incómoda. Carod acusó a Maragall de un "muy grave error político" y de acabar con el "cambio" que suponía el Gobierno tripartito, y aseguró que ERC asume su paso a la "oposición" convencida de que "defender el país te cuesta los cargos".

Escoltado por los seis consellers cesados con el 'conseller primer', Josep Bargalló, al frente; el secretario general de ERC, Joan Puigcercós, la portavoz del partido, Marina Llansana, y el portavoz parlamentario, Joan Ridao, Carod sostuvo que "hoy estamos fuera, mañana volveremos" y "volveremos de otra forma".

Para ERC, la posibilidad de reeditar el pacto tripartito "forma parte del paisaje posible" pero advirtió que "no hay gobierno de izquierdas si uno no lo quiere tener y quien no quiere un Gobierno de izquierdas es el PSC". Acusó a Maragall de dar por finiquitada la "experiencia de una mayoría parlamentaria y gubernamental de izquierdas en Catalunya" e insinuó que ERC no apoyará al actual presidente de la Generalitat en una nueva investidura.

"Esperemos a ver quién es el candidato, el resultado del PSC y en el caso hipotético de que el PSC no pacte con CiU y su candidato se llame Maragall, de acuerdo con el programa y las condiciones del pacto, ya veremos", sentenció.

Carod proclamó que "sin ERC no hay cambio" en Catalunya porque este partido no forma parte del "sistema domesticado" de los partidos catalanes y atribuyó su salida del Gobierno a la "imposición de la voluntad de los intereses del PSOE y el Gobierno de España" y el cumplimiento de la "primera parte del acuerdo Mas-Zapatero: rebajar el Estatut y acabar con el Gobierno catalanista y de izquierdas".

El presidente republicano subrayó que las grandes crisis del tripartito en sus dos años y medio de vida han llegado porque se han impuesto en Catalunya "la voluntad y los intereses del PSOE y Gobierno" central. Así, dijo que su propio cese como 'conseller en cap' se debió a "presiones" del PSOE; que los dos consellers cesados hace unas semanas se fueron por sus manifestaciones y gestos que cuestionaban el papel del presidente del Gobierno español.

"NOS HAN DEJADOS SOLOS" CON EL ESTATUT.

Carod advirtió al electorado de izquierdas que con el PSC "quien manda en Catalunya es Madrid", pero también advirtió que la salida de los republicanos del Gobierno no se circunscribe únicamente a su 'no' al Estatut. "No es sólo el Estatut", dijo, aunque también subrayó: "Nos han dejados solos" defendiendo el proyecto aprobado en el Parlament. Sin embargo, aseguró que no es la única razón de la crisis.

Según Carod, la capacidad de decisión de ERC en ámbitos que afectan a intereses económicos "se han revelado como muy potentes a la hora de presionar para que los cambios se llevaran a cabo" y citó las concesiones de TDT, de telefonía móvil, "el futuro" de Al-pi, la oficina antifraude y el plan territorial sectorial equipamientos comerciales. Según Carod, "las adjudicaciones y concesiones en estos ámbitos explicará muchas cosas" y "el camino triunfal de determinados intereses será más fácil". "Somos mayorcitos y no nos chupamos el dedo", apostilló.

"QUIEN MANDA EN CATALUNYA ES MADRID".

También hizo notar al electorado de izquierdas que es el PSC e ICV quienes ponen fin al gobierno catalanista y de izquierdas, y lo contrapuso al hecho de que fue ERC quien "convirtió" en presidente del Gobierno a José Luis Rodríguez Zapatero y quien ha asumido con rsponsabilidad sus acciones en Catalunya y Madrid, y en ello "no ha cambiado sus convicciones". De hecho, interpretó que ahora "se castiga la coherencia de ERC", y concluyó: "Quien manda en Catalunya es Madrid, no Catalunya".

Para Carod, Maragall y el "han llevado a cabo una parte acuerdo Mas-Zapatero", en alusión a una rebaja del Estatut y al fin de un gobierno catalanista y de izquierdas, e insistió en que "debería preocupar mucho la subalternidad de muchas decisiones que toma el PSC".

"LIBERTAD DE MANIOBRA" EN PARLAMENT Y CONGRESO.

Por el contrario, avanzó que Esquerra se siente ahora con "total libertad de maniobra en el Parlamento catalán y en el español". "Si no estás en el Gobierno significa que estás en la oposición", dijo, y añadió que, en la Cámara catalana, su grupo apoyará las iniciativas que han estado impulsando sus consellers y las que sean coherentes con el pacto tripartito, pero no "las que se aparten" de este acuerdo. Sobre el Congreso, advirtió de que el final de este gobierno con la salida de los consellers republicanos "no facilita las cosas para tener un marco de fluidez con el Gobierno del Estado".

Carod hizo una valoración "muy positiva" de la experiencia "apasionante de servicio a Catalunya" desde el Gobierno, y reafirmó que los consellers salientes serán seguidos por todos los altos cargos del partido con responsabilidades en el Gobierno para que "firmen su carta de dimisión".

Aun así, prometió un traspaso de poderes "serio, responsable y elegante", de manera que los consellers estarán "em su despacho" para recibir a sus sucesores, ya que, "con voluntad de garantizar un servicio público de calidad", ERC no quiere cometer "el más mínimo gesto o acto de irresponsabilidad institucional", para que haya traspaso de poderes "sin que la ciudadanía salga perjudicada" y sin "desgobierno ni desbarajuste".

"LA MEJOR NOTICIA DEL DÍA".

Carod dijo que, una vez sean oficialmente ex consellers, los seis republicanos que dejan sus cargos sí harán campaña estatutaria por el 'no', "para que Catalunya diga 'basta'" a "un estado de cosas que vuelve a condenar a la subalternidad" a Catalunya.--, al contrario de lo que el partido había previsto: que si los seis seguían en el Ejecutivo, no iban a hacer campaña. Sobre el futuro, constató que "la mejor noticia del día" es que "antes de que se acabe el año habrá elecciones en Catalunya".

El líder republicano afirmó que, entonces, "la sociedad catalana hará responsable a quien deba hacer responsable" de la actual situación. Pero advirtió a la vez de que el referéndum también tendrá algo de elecciones.

MARAGALL "RADICALIZA LA CAMPAÑA DEL REFERÉNDUM.

En este sentido, dijo que con su decisión, Maragall "radicaliza la campaña del referéndum, de manera consciente o no", por lo que será además "complicado" esperar que el 'sí' al Estatut hará "un papelazo". Esta es una de las razones por las cuales el cese de los consellers republicanos es un "muy grave error político", según Carod, que dijo haberlo expuesto así hoy mismo al presidente.

Las otras razones son que se le presenta un "problema de gestión" de los departamentos vacantes; que condiciona la "viabilidad" de un futuro gobierno de izquierdas; y que no facilita las relaciones de ERC con el Gobierno socialista, a quien, según recalcó Carod, está subordinado el PSC.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies