Chile tendrá una capilla diseñada por Gaudí para la Sagrada Familia

Chile tendrá una capilla diseñada por Gaudí para la Sagrada Familia
CORPORACIÓN GAUDÍ DE TRIANA
Publicado 22/01/2015 18:07:53CET

BARCELONA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Corporación Gaudí de Triana (Chile) proyectará en Rancagua la construcción de la capilla Nuestra Señora de los Ángeles diseñada por el arquitecto catalán Antonio Gaudí para la Sagrada Familia y que cedió al padre franciscano Angélico Aranda en 1922, según informa la corporación en su web.

Esta capilla, cuyas obras empezarán este 2015, será la única obra de Gaudí en el mundo construida fuera de España, y se trata de un proyecto espiritual y cultural "de gran valor arquitectónico y simbólico", ha defendido la corporación.

Concretamente, la capilla se contextualizará en el siglo XXI, y "trata de descubrir la belleza en la cotidianeidad y anclarse en el sentido de la vida".

Para ello, la Municipalidad de Rancagua ha cedido en comodato por 99 años unos terrenos del Parque Catalunya, ubicado en la confluencia de la avenida Alameda y el Antiguo Camino Real.

Dentro de este parque se proyectará, en primer lugar, el Centro Cultural y Espiritual, que incluye la capilla de Nuestra Señora de los Ángeles y salas de encuentro para reuniones, actividades artísticas, exposiciones, encuentros, estudio y promoción de la obra de Gaudí.

El parque también albergará una Casa de Soledad y Silencio que acogerá a todas aquellas personas que requieran un lugar de contemplación, estudio, oración y creación, sin distinción de credo.

En el parque habrá otras partes complementarias, como la librería y tienda de souvenirs, cafetería, oficina de turismo y una escuela de Artes y Oficios.

Para la concreción del proyecto encargado por Angélico Aranda a Antoni Gaudí se constituyó en 1996 la Corporación Cultural Gaudí de Triana, con sede en Rancagua y Santiago (Chile); actualmente, integran esta corporación una decena de profesionales de diversos ámbitos.

A PETICIÓN DE ARANDA

El origen de esta construcción se remonta a 1922, cuando el fraile franciscano solicitó una "Porciúncula para Rancagua"; es decir una lugar para vivir la experiencia del perdón a quienes lo buscan, dedicada, como la original en Asís, a Santa María de los Ángeles.

Aranda escribió una carta a Antoni Gaudí --que estaba completamente dedicado a construir la Sagrada Familia--, y le solicitó unos planos "Como sólo usted sabe hacer", prometiendo pagar a cambio con oraciones.

La respuesta afirmativa de Gaudí se debe a la providencia de constatar que lo solicitado calzaba perfectamente con un edículo proyectado para la Sagrada Familia y dedicado a la Asunción de María: "Sería una prueba de la confraternidad espiritual entre España y América", escribió en su carta de respuesta Antonio Gaudí, sellando así un propósito de hermanamiento.

A pesar de quedar enterrado durante años, actualmente se han recuperado los documentos y se ha constituido una corporación para actualizar su pertenencia y recaudar fondos para su proyección.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies