La ciencia ciudadana aporta más del 50% de los datos de biodiversidad

Porcentaje de los datos GBIF procedentes de la ciencia ciudadana
CREAF-UAB
Publicado 19/12/2016 11:56:47CET

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un estudio publicado en la revista 'Biological Conservation' ha indicado que más del 50% de los datos de la Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad --GBIF por sus siglas en inglés-- provienen de la ciencia ciudadana.

El análisis, que ha contado con la participación del investigador del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf) de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Bernat Claramunt, remarca la importancia de conocer la información que proporciona la población del mundo en aspectos como la fenología, el comportamiento migratorio y la distribución de las especies, entre otras cosas, para conservar la biodiversidad ante las amenazas de la acción humana, ha informado la UAB este lunes en un comunicado.

Sin embargo, el trabajo subraya que "la ciencia ciudadana no se puede ver como un sustituto del trabajo de la comunidad científica, sino como un complemento muy valioso" que permite conocer algunos aspectos relevantes para la conservación de los seres vivos del mundo.

El grupo más beneficiado, tal como ha detallado el estudio, es el de los pájaros, seguido por el de las setas y las mariposas, y aunque el grado de implicación de los ciudadanos es diferente, hay muchos datos procedentes de algunos países europeos, Estados Unidos y Australia.

En este aspecto, en Catalunya también son los pájaros los más representados gracias a iniciativas como el programa de Seguimiento de Aves Comunes en Catalunya --SOCC, por las siglas en catalán-- del Instituto Catalán de Ornitología (ICO), y lo mismo en España por la organización SEO/BirdLife.

Claramunt ha sugerido que las diferentes plataformas y proyectos se puedan comunicar, tengan un lenguaje común y "se armonicen y estandarice el tipo de datos que se recogen",para que sigan unas normas, sea más fácil clasificarlos y encuentren lo que se busca.

Como muestra del "potencial" de la ciencia ciudadana, el Creaf tiene en marcha iniciativas como 'Mosquito Alert', 'Fenodato' y 'Natusfera', de las que Claramunt es el investigador principal.