El cierre de la atención nocturna en siete ambulatorios este lunes eleva la cifra final a 58

Contra Cierre Urgencias Hospital De L'esperança
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 6:15:39 CET

BARCELONA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cierre de la atención nocturna en siete ambulatorios a partir de este lunes del Alt Maresme y La Selva, además de Plata d'Aro (Girona), eleva la cifra final de dispositivos que dejarán de realizar atención 24 horas a los 58, según ha explicado a Europa Press el director de Planificación del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Josep Maria Argimon.

Los nuevos cierres corresponden a los servicios que se prestan en Lloret de Mar, Tossa de Mar, Blanes, Malgrat de Mar, Tordera y Canet de Mar --que concentrarán las urgencias en el Hospital Comarcal de Blanes, el Hospital Sant Jaume de Calella y el CAP de Pineda de Mar--, además del consultorio de Platja d'Aro, cuyos pacientes se redirigen al CAP de Sant Feliu de Guíxols.

De este modo, el plan de la Conselleria de Salud de la Generalitat para reorganizar la atención nocturna en Catalunya contempla finalmente la clausura del servicio 24 horas en 58 ambulatorios y el mantenimiento de este horario en otros 86.

Los 58 ambulatorios que cerrarán por la noche se dividen entre los 25 que pusieron en práctica esta medida en julio, los 21 que lo hicieron en septiembre, los tres que lo han hecho recientemente --Cadaqués (Girona), Sant Jaume d'Enveja y L'Espluga de Francolí (Tarragona)--, los siete que lo harán a partir de este lunes y los dos que lo harán "próximamente" --Olesa de Montserrat y Esparreguera (Barcelona)--.

Con los nueve cierres que faltan por completar, Argimon ha explicado que "prácticamente" estará finalizada la reorganización que se inició en 2008, una medida con la que Salud confía en ahorrar hasta 35 millones de euros, si bien el espíritu de la medida es el de mejora de la calidad del servicio, ha señalado.

"Es un aspecto de calidad, no económico", ha insistido, ya que el cierre nocturno se ha producido en centros con escasa actividad y siempre que existe la posibilidad de redirigir a los pacientes a otros dispositivos, como a su juicio demuestra que no se hayan producido incidencias fuera de lo común en estos meses.

Argimon ha señalado que, desde el mes de enero, en el horario habitual han descendido un 8% las visitas a centros de atención primaria (CAP) y un 4,5% las visitas a domicilios, mientras que paralelamente han aumentado un 13% las visitas a los dispositivos de atención continuada que atienden en horario no laboral y un 17% las visitas a domicilio en la misma franja.

"Cuando reordenamos no estamos cerrando (centros), no estamos dejando sin servicio a un municipio" porque se ofrece otro tipo de atención, ha señalado el responsable de Salud, a pesar de las decenas de protestas que ha generado esta medida en diversos municipios.

De los 185 centros que disponen de atención continuada en Catalunya, y que por tanto prestan servicios fuera del horario habitual de apertura, 96 han modificado su horario --más de la mitad para cerrar por la noche--, mientras que cuatro han cerrado definitivamente: el consultorio Riera Miró en Reus (Tarragona), el dispensario de urgencias de la calle Valencia de Barcelona, y otros dos en Gavà Mar y Garraf (Barcelona).

Al margen de los cierres nocturnos, Argimon ha recordado que continúan abiertos 86 dispositivos, así como los hospitales, y que los ciudadanos siempre pueden utilizar el teléfono de Sanitat Respon o el 112 y el 061 en caso de que se produzca una emergencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies