Cinco muertos en las carreteras catalanas esta Semana Santa

Publicado 02/04/2018 21:04:37CET

   Ya han regresado 528.000 vehículos al área metropolitana de Barcelona

   BARCELONA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las carreteras y autopistas de Catalunya han registrado cinco víctimas mortales en accidentes de tráfico durante el dispositivo especial de Semana Santa, entre las 15.00 horas del viernes 23 de marzo y las 20.00 de este lunes, ha informado el Servei Català de Trànsit en un comunicado.

   Estos fallecimientos se han producido en cuatro siniestros diferentes, uno el sábado 24 en la AP-7 en Castellví de Rosanes (Barcelona), donde murieron dos personas; otro el domingo 25 en la LV-3003 en Torà (Lleida) con un muerto; el martes 27 falleció una persona en la C-55 en Callús (Barcelona), y otra persona murió el sábado 31 en la C-32 en Sant Pere de Ribes (Barcelona).

   Asimismo, entre las 12.00 horas del domingo, cuando comenzó la operación retorno, y las 20.00 de este lunes, han regresado al área metropolitana de Barcelona 528.000 vehículos, que representa un 84,5% de los previstos, mientras que el año pasado lo hicieron un total de 664.655 hasta las 24.00 horas.

   Entre las incidencias más destacadas de este lunes, la vía que ha concentrado más volumen de tráfico ha sido la AP-7 sur, con retenciones de hasta 15 kilómetros entre Constantí y Riera de Gaià (Tarragona) por un accidente, de hasta 13 kilómetros en Vilafranca del Penedès (Tarragona), y de 10 entre La Roca del Vallès y Llinars del Vallès (Barcelona).

   En la N-340 también ha habido retenciones de 7 kilómetros entre el Vendrell y el Arboç (Tarragona), en la A-2 de 18 kilómetros entre Igualada y el Túnel del Bruc (Barcelona), y en la N-340 9 kilóemtros entre Torredembarra y Coma-ruga (Tarragona).

   Además, el domingo hubo complicaciones en la N-340 con 20 kilómetros de retenciones en el Vendrell, de 16 kilómetros en la A-2 en Castellolí (Barcelona), y 25 en la AP-7 en Vilafranca del Penedès.

Contador