CiU anuncia que Barcelona necesitará un plan de ajuste por el déficit en el presupuesto de 2010

Actualizado 25/11/2009 17:42:24 CET

Hereu dice que "no pasaría nada" pero asegura que no hace falta

BARCELONA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El líder de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, anunció hoy que los presupuestos municipales de 2010 excederán el límite permitido de déficit y, en consecuencia, necesitarán un Plan Económico-Financiero (PEF) en los próximos tres años para reequilibrar las cuentas.

El déficit por ingresos no financieros se situará por encima del 6,41%, límite máximo permitido de acuerdo con la Ley General de Estabilidad Presupuestaria de 2007, según el informe del interventor municipal sobre la propuesta de los presupuestos del bipartito, destapado hoy por CiU.

En rueda de prensa, el concejal de la federación Antoni Vives calculó que el déficit se situará aproximadamente en un 7,2%. Este exceso en el déficit obliga a la elaboración de un PEF, que deberá aprobarse en el pleno en tres meses a partir de la aprobación de los presupuestos, prevista en diciembre, por lo que el PEF debe aprobarse antes de marzo de 2010.

El PEF, de un máximo de tres años, implica la tutela de la Generalitat en las cuentas municipales hasta que éstas se reequilibren. Para CiU, supondrá que el gasto municipal se decidirá desde fuera y obstaculizará futuras inversiones en la ciudad.

Trias criticó al bipartito por ocultar la verdadera situación financiera del Consistorio y no anunciar la necesidad de un plan de ajuste durante la presentación de los presupuestos.

Afirmó que el problema no es que el Ayuntamiento se endeude, sino que no sepa cómo solventar el déficit, y alertó de que es la primera vez desde la constitución del Ayuntamiento en que se deberá recurrir a un PEF. Pronosticó una situación "grave", que puede llevar a la "ruina" a las arcas municipales.

Al preguntársele poco antes en un acto en la Barceloneta, el alcalde, el socialista Jordi Hereu, aseguró que no deberán recurrir a un plan de estabilidad pese al endeudamiento, que será de 175 millones más por la crisis hasta alcanzar los 945 millones, aunque "no pasaría nada" si tuvieran que hacerlo.

"¿Si el Ayuntamiento de Barcelona debe entrar en plan de estabilidad, entonces el resto de ayuntamientos de España en qué están?", se preguntó Hereu, quien destacó que "si hay alguna institución solvente en el Estado es el Ayuntamiento de Barcelona".

Añadió que se endeuda para hacer la inversión prevista y priorizar su proyecto "por encima de calificaciones financieras", y remachó que Barcelona ostenta la mejor del Estado.

El presupuesto previsto por el bipartito para 2010, se elevará a 2.429 millones, un 0,4% menos que en 2009. El consolidado --con el Fondo Local que aporta 175 millones y empresas municipales-- asciende a 2.849 millones, un 3,2% más, según el Ayuntamiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies