CiU avisará a Zapatero de que si no cumple su pacto sobre negociación colectiva, habrá llegado la hora de disolver

Zapatero y Duran i LLeida
EUROPA PRESS
Actualizado 26/06/2011 14:29:20 CET

BARCELONA/MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, aprovechará su intervención en el Debate sobre el estado de la Nación para avisar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que si no cumple el acuerdo suscrito con su formación para la inclusión de sus reivindicaciones en la reforma de la negociación colectiva, los nacionalistas catalanes reclamarán un adelanto electoral.

Para Duran, la actitud que mantenga el Ejecutivo durante la tramitación parlamentaria del nuevo modelo de negociación colectiva "va a marcar el signo evidente de si el Gobierno quiere una reforma de verdad o no".

"Si el Gobierno no hace una reforma de la negociación colectiva, de acuerdo con lo que pactó con nosotros, y se queda en puro maquillaje, habrá llegado la hora definitiva, habrá que pensar que la legislatura no da más de sí porque el Gobierno es incapaz de hacer lo que necesitamos", argumenta Duran.

Sin embargo, si Zapatero cumple y la nueva negociación colectiva satisface a los nacionalistas catalanes, éstos reclamarán que se concluya la reforma del sector financiero y que se aproveche también para, "de una vez por todas", acometer también la del sector energético.

En resumen, Duran insistirá que sólo merecerá la pena agotar la legislatura si el presidente está dispuesto a hacer "reformas en profundidad". "Si no las hace, hay que convocar las elecciones, cuanto antes mejor", señala, apuntando al otoño.

LAS UTOPÍAS DEL 15M

Sobre el Movimiento 15M, al que los partidos de izquierdas harán guiños durante el debate de política general, Duran no duda en calificar directamente de "utópicas" algunas de sus reivindicaciones. No obstante, admite que las protestas han hecho que los políticos sean más conscientes de que "hay centenares de miles de personas que no se manifiestan en las calles, pero que están realmente indignadas porque hay cinco millones de parados y un 45% de paro juvenil, como consecuencia de la crisis económica y de la incapacidad de los políticos a dar respuesta a ello".

El portavoz de los nacionalistas catalanes reconoce que ideológicamente su formación no comparte muchas de las peticiones de los 'indignados' como "la nacionalización de la banca o que la escuela sea únicamente pública". "Algunas están hechas con muy buena fe pero son, reitero, completamente irrealizables", recalca.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies