La Clínica de Vic, propiedad de la mutua de seguros Aliança, pasa a titularidad pública

Actualizado 01/02/2006 22:04:00 CET

VIC (BARCELONA), 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Servei Català de la Salut (SCS) y la compañía aseguradora del grupo Aliança, propietaria de la Clínica de Vic, han hecho público hoy el preacuerdo por el que el centro hospitalario pasará a ser propiedad de la Generalitat.

Este convenio permite liquidar la deuda de 30,6 millones de euros que la Clínica había contraído con el SCC, y garantiza la continuidad de las actividades y los puestos de trabajo de los profesionales. El progresivo endeudamiento del centro, según Eduard Spagnolo, administrador del Grupo Alianza, se ha cifrado en unos 2,5 millones anuales.

Este convenio se enmarca en un acuerdo de cooperación más ambicioso en todo el conjunto de Catalunya entre el SCS y la mutua aseguradora. La Generalitat, además de adquirir la titularidad de la Clínica de Vic, incrementará la actividad pública en los centros de la compañía en toda Catalunya (Lleida, Barcelona, Tortosa y también en el futuro centro de Sabadell, que se rehabilitará y se pondrá en marcha próximamente).

Tanto Spagnolo como el director del SCS, Carles Manté, han coincidido en afirmar que el preacuerdo es "una buena noticia y la mejor solución para todos, tanto para los trabajadores como para la propia ciudad puesto que garantiza el futuro de los profesionales y el servicio sanitario en el municipio".

A partir de este momento, la propuesta de convenio se trasladará al Consell Executiu de la Generalitat que tendrá que certificarlo, y luego pasará las consellerias de Salud y de Economía para su aprobación definitiva.

Los plazos aún no se han fijado pero el Consell Executiu podría haber tomado su decisión en un mes y en junio se podría aprobar el cambio de titularidad definitiva, según ha señalado Manté. Además de la tramitación política administrativa, Manté ha indicado que ahora se inicia un periodo con propuestas para "mejorar y relanzar el centro", con nuevas perspectivas.

La Generalitat ha encargado estas propuestas, de las que saldrán los usos definitivos del centro, al Consorci Hospitalari de Vic, en la que participan la propia Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Vic y la Fundació Hospital Santa Creu de Vic.

Estas posibilidades futuras, según ha indicado Manté, se elaborarán partiendo de la base de "la colaboración con los otros centros sanitarios de la zona". "Todas las estrategias basadas en la competencia han fracasado", ha dicho Mané.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies