Colau propone plantear una propuesta de ciudad de financiación y tarifas del transporte público

Pacto por la Movilidad con Ada Colau, Janet Sanz y Mercedes Vidal
EUROPA PRESS
Publicado 20/02/2018 19:51:05CET

El Ayuntamiento inicia los trabajos para redactar el nuevo Plan de Movilidad Urbana 2019-2024

BARCELONA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha propuesto este martes abordar el modelo de tarifas y la financiación del transporte público y plantearlo "como bandera de ciudad y no de Ayuntamiento", para después trasladarlo y batallarlo en otras administraciones hasta lograr la financiación adecuada para un transporte público de calidad, ha dicho.

La implantación de la T-Mobilitat "debe ser una oportunidad para plantear el modelo tarifario y hacer un debate a fondo", ha sostenido en la sesión plenaria del Pacto por la Movilidad, que incluye a 130 agentes del ámbito y representa un buen espacio para abordar este modelo, según ella.

Colau ha defendido que el modelo tarifario debería ir "en la línea de premiar a quien más usa el transporte público", y ha insistido en pedir trabajar en una propuesta no del Ayuntamiento, sino de ciudad, sobre el modelo de financiación del transporte público para plantearla al resto de administraciones.

CRÍTICAS AL GOBIERNO CENTRAL

Ha criticado que las aportaciones del Gobierno central se han reducido en casi la mitad, con 540 millones menos entre 2010 y 2017, mientras que las administraciones catalanas --Ayuntamiento, Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y Generalitat-- han aumentado las suyas, y ha pedido trabajar con el Govern el desarrollo de la Ley de Financiación del Transporte Público "tan pronto como se restablezca la estabilidad institucional en la Generalitat".

Colau ha lamentado el descenso de la financiación del Gobierno central, y que después acuse a Barcelona y Madrid de tener problemas de contaminación: "Dadnos todas las competencias y el presupuesto y nos encargaremos de hacerlo. No vale desresponsabilizarse", porque está en juego la salud y la vida de los ciudadanos, algo que debe implicar a todas las administraciones.

Ha destacado también la importancia de seguir trabajando para que Barcelona sea una ciudad con cero víctimas de accidentes, y para que sea una ciudad "democrática, humana y saludable en la que el derecho a la movilidad no sea retórica", sino un derecho real y efectivo.

NUEVO PLAN DE MOVILIDAD URBANA

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz, ha destacado que el Gobierno municipal trabaja priorizando al peatón y poniendo en el centro de la planificación urbana el espacio público, y ha apostado por sacar adelante la conexión del tranvía por la avenida Diagonal, "en beneficio de la salud y la movilidad sostenible".

La concejal de Movilidad, Mercedes Vidal, ha insistido en que todas sus políticas de movilidad y de reurbanización van dirigidas a dar un papel central al peatón, y ha recordado que en 2018 termina el Plan de Movilidad Urbana (PMU), y ha abogado por trabajar conjuntamente el que deben diseñar para 2019-2014, que incorporará políticas de salud y movilidad activa y saludable.

El gerente de Movilidad, Manuel Valdés, ha explicado que las 66 actuaciones previstas en el actual PMU están ejecutadas o en curso, alcanzando el 53,3% ejecución del total, y ha detallado que las actuaciones referentes a movilidad a pie se han cumplido en un 68%; las de bicicletas, en un 60%; transporte público, un 42%; distribución urbana de mercancías, un 69%, y las de transporte privado, en un 46%.

Diversos miembros del pacto han intervenido, entre ellos el presidente de la asociación Promoció del Transport Públic (PTP), Ricard Riol, que ha lamentado la subida de tarifas y ha criticado que el Gobierno de Colau centre su discurso en la falta de financiación del Gobierno central, cuando no aporta fondos al transporte público de la mayoría de ayuntamientos, y ha pedido desarrollar la Ley de Financiación del Transporte Público aprobada en el Parlament en 2015.

Desde el Sindicato del Taxi de Catalunya, Carlos Fernández, ha expresado su disconformidad con los carriles bici implantados en los laterales de la Gran Via, y ha pedido retirar los separadores físicos del lado montaña cuando coincida con una parada de autobús, porque no permiten a los taxistas adelantarlos, de modo que tienen que hacer todas las paradas y pierden competitividad.

Han asistido representantes de los grupos municipales, que se han abierto a colaborar en el diseño del PMU, y el de ERC, Jordi Coronas, ha recordado sobre la unión del tranvía que las dudas de los republicanos recaen en su gestión: "Queremos que garantice que la inversión no revertirá en doblar beneficios de las empresas privadas que lo gestionan. Si somos capaces de solucionar eso, difícilmente podremos estar en contra".