Los colegios cierran aunque agotarán las colas acumuladas hasta las 20 horas

Vacían una urna para el recuento del referéndum del 1-O
EUROPA PRESS
Publicado 01/10/2017 20:19:44CET

BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los colegios y puntos de votación habilitados para el referéndum han cerrado este domingo a las 20.00, aunque se agotarán las colas que se hayan acumulado en colegios hasta esa hora, que es la del final de la votación.

Cierran tras una jornada marcada por la actuación policial que, según el último balance de Salud, ha dejado 761 heridos; dos de ellos, hospitalizados.

El Govern ya dijo por la tarde que la gente que esté en la cola a esa hora dentro el recinto podrá entrar a votar al haberse vivido durante el día muchos momentos de tensión por las cargas policiales, cierre de locales y fallos del sistema, por lo que se acabará depositando votos más tarde.

Desde la madrugada, muchos ciudadanos se han acercado a los puntos habilitados --un total de 2.315-- para evitar su cierre, y en algunos muchos los vecinos han pasado la noche haciendo guardia.

A las 6.00 se esperaba su cierre --como figuraba en la orden del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero-- pero la mayoría estaban abiertos y custodiados por la gente, y Mossos no han hecho acto de presencia hasta pasadas las 6.45 horas para levantar acta de la situación de cada punto, informando de la situación y coordinándose con el centro de control.

Poco después, mientras aparecían las primeras imágenes de urnas y papeletas en redes y medios, agentes de Guardia Civil y Policía Nacional han realizado un progresivo despliegue por el territorio para requisar urnas del referéndum que "busca cumplir la ley de forma ordenada" en cumplimiento de la orden dictada por la juez del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), según ha defendido Interior.

La actuación policial ha acabado finalmente marcando toda jornada, hechos que el Govern, a través de su portavoz, Jordi Turull, ha lamentado y ha exigido la dimisión inmediata del delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, por ser "el responsable directo de una represión y violencia de Estado que solo recuerda la gente mayor de la época del franquismo".

Millo, en una comparecencia pública por la mañana, ha justificado la intervención de la policía y ha afirmado: "Nos vemos obligados a hacer lo que no queríamos".

Ha reivindicado que la policía ha actuando con "responsabilidad, profesionalidad y proporcionalidad", y que está cumpliendo órdenes judiciales para frenar el 1-O.